No dieron con su juego y cayeron

Fabián Orellana salva la entrada del capitán del Espanyol, Didac. / EFE
J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Derrota del Eibar ante un Espanyol que estuvo acertado, que llegó más área del rival, especialmente en la segunda mitad. Los armeros hicieron un partido de desgaste, pero no encontraron el camino de la victoria. No fue un partido brillante de los hombres de Mendilibar, fue más bien discreto, con claroscuros por momentos. El Eibar llevaba tres jornadas consecutivas invicto, pero en una plaza que siempre le ha ido bien en sus visitas sufrió un traspiés que no lo esperaba.

Era obligado hacer rotaciones, la exigencia del calendario hace inevitable tirar del fondo de armario. El Eibar lo tiene y su entrenador confía plenamente en el mismo porque lo ha diseñado. Línea por línea, confió en la zaga, en el lateral izquierdo con Cucurella. La presencia del jugador cedido por el Barça generaba expectación, es un jugador que viene con una vitola que se acerca a la excelencia, jugar ante el Espanyol era su momento. Arbilla en el derecho fue otra de las notas de la 'revolución' de Mendilibar, no así la pareja de centrales. Bigas, que volvía la titularidad, y Paulo. Ambos jugaron ante la Real. La pareja Sergio Álvarez y Jordán fue otro de los signos evidentes de la rotación, un dúo inédito de inicio en los pivotes, un espacio físico de alto contenido en los esquemas de Mendilibar. A las mencionadas variantes se sumó el retorno de Pere Milla y Marc Cardona, dos jóvenes mosqueteros acompañados de De Blasis y Orellana en esa zona ofensiva encargada de presionar en primer instancia la salida del rival, en este caso del Espanyol. Quien es inamovible es Dmitrovic, la portería armera tiene ahora mismo nombre y apellido balcánico.

La respuesta fue positiva. Pese a las variantes el equipo respondió según el guion, no acusó en demasía el esfuerzo, llegando al descanso con el marcador inicial. Fue una primera parte dinámica que concluyó con un Eibar controlando, marcando los tiempos y poseyendo el esférico. Vi a un Mendilibar enérgico en sus correcciones desde la banda y razón no le faltó porque hubo fases en las que el equipo se partía cada vez que el Espanyol superaba la inicial presión de los hombres de arriba donde Marc Cardona tuvo que emplearse a fondo en una labor que no es muy habitual en él. Fue el punta referencial que, en el caso del Eibar, tiene función multidisciplinar. Mendilibar se resistía con vehemencia a que el bloque se rompiera, pedía líneas juntas y avanzar metros en esa presión, ayuda por parte de todos y evitar los pasillos que, en algunos momentos, los encontró el Espanyol. Me llamó la atención la facilidad para incorporarse de Cucurella, el lateral izquierdo es rápido subiendo, pero sufre a la hora de defender. Fue de menos a más y su banda fue una pesadilla. El Eibar hizo su partido, controló los espacios y mostró su valentía.

Los armeros no hilaron muy fino en el juego ofensivo, Orellana y De Blasis, inexistentes

El cuadro armero fue consumiendo minutos, pero fueron los hombres de Rubí quienes ante su insistencia en la segunda mitad encontraron su recompensa con el gol de Hermoso. El jugador del Espanyol se coló entre Arbilla y Paulo en una segunda jugada tras un saque de esquina. El Espanyol se hizo poco a poco con el partido ante un Eibar que no se prodigó mucho en ataque. Eché en falta más presencia de Orellana y De Blasis, inéditos. Apenas aportaron juego. Dos hombres eléctricos que no se ejercitaron en acciones individuales para desequilibrar.

Los centrales Paulo Oliveira y Bigas mantuvieron el tipo en la zaga. La frialdad, serenidad y seguridad de Bigas fueron sus virtudes en la noche de ayer en Cornellá. Estuvo bien al cruce y en el minuto 54 hubo una jugada con Sergio García en el mismo área que supo resolverla con precisión ante un delantero realmente peligroso y de calidad contrastada. La sutileza de Bigas fue llamativa.

El Eibar quiso igualar la contienda, lo hizo con más voluntad que con claro criterio. Mendilibar acabó con Enrich y Charles, dos auténticos lobos de área que no encontraron su momento ante una defensa local que se mostró eficiente. Una derrota que hay que olvidarla este sábado en Ipurua ante el Sevilla.

Más sobre el Espanyol 1 - Eibar 0

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos