SD Eibar

El Eibar escala posiciones a un ritmo goleador solo al alcance de los grandes

Dmitrovic y Charles, durante un ejercicio en las instalaciones de Atxabalpe./MORQUECHO
Dmitrovic y Charles, durante un ejercicio en las instalaciones de Atxabalpe. / MORQUECHO

Los ocho tantos de los tres últimos partidos convierten al conjunto azulgrana en el segundo equipo más realizador de la segunda vuelta

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

El Eibar ha arrancado la segunda vuelta a lo grande. De firmar la peor primera vuelta de todas sus participaciones en Primera, el equipo de Mendilibar ha pasado a sumar siete de los nueve últimos puntos en disputa gracias a un ritmo anotador solo superado por el resurgido Real Madrid de Santiago Solari.

Tras los contundentes triunfos logrados en Ipurua ante el Espanyol (3-0) y el Girona (3-0), así como el empate obtenido en su visita al Leganés (2-2), el conjunto armero se ha convertido en el segundo equipo más realizador de la categoría en la segunda vuelta solo por detrás de los merengues, que han firmado un pleno de victorias con nueve tantos a su favor.

Hasta el Barcelona, líder indiscutible en la faceta anotadora con nada menos que 60 goles, se ha visto incapaz de seguir la estela de la escuadra azulgrana en las tres primeras jornadas disputadas, en las que los eibarreses se han apuntado ocho goles, uno más que los blaugranas. Más lejos quedan conjuntos como el Valencia, que ha anotado siete, y más aún el Sevilla o el Atlético de Madrid, con apenas cinco dianas.

Tras dos triunfos y un empate, los armeros han pasado de la 16ª plaza a la décima

Charles, 'pichichi' con nueve goles, es después de Messi el jugador con más dianas en su casillero

Esta oportuna aparición de la pegada armera le ha permitido escalar desde la decimosexta posición que ocupaba con 22 puntos al llegar al ecuador de la competición a la décima plaza que ostenta en la actualidad con los 29 que luce en su casillero. Además de incrementar de forma notable su puntuación, también ha mejorado ostensiblemente sus estadísticas en materia anotadora, toda vez que ahora cuenta con 29 goles a favor y 30 en contra, mientras que hace solo tres semanas su diferencial era de menos siete, con 21 goles a favor y 28 en contra.

Un bagaje casi inmejorable que ha duplicado de tres a seis su ventaja respecto a las posiciones de descenso, con el añadido de que los armeros se han asegurado el gol average a favor con los tres rivales a los que se ha enfrentado en este inicio de la segunda vuelta, y que además están situados por debajo en la clasificación. Este ritmo anotador viene a demostrar, a juicio del director deportivo del Eibar, que no siempre se cumple esa máxima que dice que el gol hay que pagarlo, ya que en este caso es el trabajo colectivo el que ha propiciado el reencuentro con el acierto. «Dice mucho de este equipo que el Eibar esté entre los equipos más realizadores del campeonato. Somos el séptimo equipo que más goles ha anotado», cuando está lejos de ser de los que más presupuesto tiene, señaló orgulloso Fran Garagarza durante su valoración del mercado invernal.

Charles, en estado de gracia

La solidaridad es, sin duda, una de las señas de identidad más reconocibles de este equipo, pero hay un jugador armero que ha sabido brillar con luz propia a base de marcar goles, concretamente tres en los tres últimos partidos. Sumados a los seis que ya llevaba, acumula un total de nueve, más el que anotó en Copa que, por de pronto, ya le han permitido superar los ocho que firmó en la pasada campaña y que le sitúan a solo tres de su mejor marca personal en Primera que estableció en el Celta de Vigo hace ya seis temporadas.

A sus 34 años, Charles vive una segunda juventud y como él mismo aseguró ayer al término del entrenamiento, está viviendo sus mejores momentos como profesional pese a ser uno de los veteranos de la categoría. «La edad solo me la recordáis vosotros», dijo tirando de humor. «Me voy conociendo más y sabiendo más. Antes corría más, pero mal y ahora corro igual, pero mejor». Para él, lo importante es que «estoy feliz y eso se nota en el campo». Pese a no ser titular indiscutible, el brasileño es después de Messi el futbolista que mejor frecuencia de goles ofrece.

Más