S. D. Eibar

El Eibar se enfrenta a un temeroso Villarreal

Rubén Peña y Pape Diop se ejercitan para recuperarse de sus respectivas lesiones./M. ASKASIBAR
Rubén Peña y Pape Diop se ejercitan para recuperarse de sus respectivas lesiones. / M. ASKASIBAR

La plantilla armera realizó en Ipurua el último entrenamiento

J.A. REMENTERIAEIBAR.

La plantilla del Eibar concluye hoy las sesiones de entrenamiento en Ipurua con la gran noticia de la renovación de Enrich hasta el 2022. Tras entrenar, Mendilibar facilitará la lista de convocados para viajar a Villarreal donde mañana, a partir de las 18.30 horas, le espera en el Estadio de la Cerámica el 'submarino amarillo'. En la convocatoria armera puede ser novedad el central del filial CD Vitoria Kaiser ante la baja de Escalante por tarjetas. El centrocampista, también del filial, Marí, seguirá una jornada más con el primer equipo.

Los armeros se presentan con los deberes hechos ante un Villarreal que busca certificar la permanencia matemática y, para ello, debe ganar al Eibar. Es una final para los castellonenses. El defensa del Villarreal Alvaro González en rueda de prensa ha insistido en que es vital afrontar la «final» de mañana con la mayor tranquilidad posible para que no les pase factura, «tenemos que equilibrar la balanza con el nerviosismo y la tranquilidad, así como saber lo que nos jugamos para lograr la victoria ante el Eibar. Teniendo en cuenta los momentos que hemos vivido esta temporada, nos encontramos en la mejor situación. La dinámica tiene que ser positiva después de tres victorias consecutivas, un empate ante el Huesca y la derrota en el Bernabéu, donde creo que el equipo pudo rascar algo más. Ahora afrontamos el partido más importante de los últimos años». Recalca la importancia de jugar con cabeza frente al conjunto de Mendilibar, «la cabeza manda sobre el cuerpo. Es una parte importantísima que se debe trabajar, especialmente en estas situaciones. Nuestro objetivo ahora es tener la mentalidad positiva para que nos salgan las cosas y a partir de ahí crecer como equipo en un partido donde nos jugamos la vida».

Destaca que llevar el tempo del partido será vital para conseguir los tres puntos ante su afición, «en estas situaciones las prisas pueden ser malas. Durante 90 minutos tenemos que intentar ser superiores y que se plasme en el resultado. Tenemos que intentar sentirnos cómodos desde el inicio porque cuando lo hemos estado, hemos sido mejor equipo y ahí hemos hecho más daño a los rivales. Cuando las cosas se ponen complicadas, el equipo siente algo de nerviosismo y eso nos pasa factura en cuanto al juego. Tenemos gente de calidad y eso es el ADN que nos ha llevado a ganar estas últimas semanas. Somos un equipo fuerte y si el equipo defiende bien y va en bloque, somos un equipo difícil de batir. Tenemos que llevar esto al partido e intentar que las situaciones sean favorables para nosotros. La base de todo es que los que nos jugamos la vida somos nosotros y los que nos tenemos que dejar todo en el campo también. Tenemos que tener cabeza porque las prisas no nos pueden llevar a cometer errores que nos penalizarían para llevarnos la victoria. Conseguir la salvación después de un año tan difícil sería positivo tanto para nosotros como para la gente».

El central amarillo Alvaro González confiesa que solo les vale ganar al Eibar

El combinado villarrealense tiene claro que la situación es idónea para salvarse y para ello deben ganar al Eibar, «nosotros no nos cambiamos por nadie porque sabemos que ganando nos quedaremos en Primera. Cualquiera se pondría en nuestra situación para depender de sí mismo. Ahora todo pasa por ganar en casa ante el Eibar. Ojalá sea el día en el que nos salen las cosas, lo que llevamos trabajando desde hace tiempo, y que lo podamos celebrar y nos podamos quitar este peso de encima que nos ha pasado factura en algunos partidos. Al final todos los equipos te pueden hacer daño, pero cuando vas en bloque y confías en lo que puedes hacer te llevas el premio. Estoy convencido de que lo vamos a conseguir». El Eibar viaja con la idea de sacar los tres puntos que están en juego, no lo descarta porque su momento infunde mucha confianza tras ganar de manera convincente en las dos últimas jornadas al Valencia y Betis, respectivamente.