SD Eibar

Eibar-Espanyol: El VAR no funciona para los armeros

Cucurella y Pere Milla persiguen a Leo Baptistao / EFE

El Eibar cayó derrotado tras un gol a la salida de un córner que no fue y se le negó un penalti en el descuento. Charles fue arrollado precisamente por el autor del tanto, pero la jugadani siquiera se revisó

LETIZIA GÓMEZ

Se supone que el VAR ha llegado para implantar una mayor justicia, pero al parecer el sistema no funciona para el Eibar. No apreciaron penalti en una caída de Enrich en el área en la primera jornada ante el Huesca y ante el Espanyol ni siquiera se revisó la acción en la que Charles cayó arrollado al suelo en el tiempo de prolongación cuando el brasileño le había ganado claramente la posición a Hermoso, casualmente el autor del tanto del Espanyol, que tampoco debió haber subido al marcador porque el córner que lo propició era en realidad un saque de puerta. Pero claro, eso tampoco se revisa. Total, solo tuvo como consecuencia un tanto que supuso la tercera derrota de la temporada para los azulgranas.

Dos acciones claves que decidieron un partido muy sufrido para los armeros, que ni se encontraron cómodos, como deseaba su técnico, y porque en ningún momento lograron imponer un estilo que ayer no apareció.

Y tampoco es de extrañar, porque aunque era el Eibar, era un Eibar muy transformado, quizás en exceso. Empujado por la concentración de partidos y animado también por el buen resultado que le reportó mover el banquillo ante el Leganés, Mendilibar hizo borrón y cuenta nueva en feudo periquito. Metió nada menos que ocho caras nuevas. Vamos, que se ahorra tiempo al decir que además del incombustible De Blasis, que acumula tres partidos y otras tantas titularidades consecutivas, solo repitieron Dmitrovic y Paulo, que ya se han quedado como los únicos integrantes del plantel que pueden presumir de haberlo jugado todo en este arranque de temporada.

Como era de esperar, el de Zaldibar dio la alternativa a un Cucurella que se crió en las categorías inferiores del Espanyol hasta que el Barcelona lo fichó cuando tenía catorce años. El de Alella no fue ni mucho menos la única novedad en una remozada línea defensiva a la que también volvió Bigas y en la que Arbilla, que está resultando todo un comodín para su técnico, se situó en el lateral derecho habitualmente ocupado por Rubén Peña, pero que era precisamente la posición natural en la que el navarro jugó durante tres temporadas en Cornellá.

Por delante de ellos, el preparador armero prescindió de sus dos principales destructores para decantarse por Joan Jordán y Sergio Álvarez, más dados a crear que a contener, al menos en lo que al catalán se refiere. La inédita pareja estuvo flanqueada por Pere Milla y De Blasis, con la clara intención de romper por velocidad por las bandas, aunque al situar a Orellana junto a Cardona en la punta, Mendilibar también quiso buscar alternativas para generar alguna vía de entrada por el interior.

Efusividad efímera

Y de primeras pareció que la fórmula era la idónea para sorprender a un Espanyol que, pese a que venía de perder por la mínima en el Bernabéu, afrontaba el choque muy seguro de sí mismo tras haber resuelto con éxito sus dos partidos en casa ante Valencia y Levante.

El Eibar arrancó con la efervescencia de una botella de champán, presto y dispuesto a sorprender en un campo ya habituado a que el equipo armero convierta sus visitas en una fiesta, pero tras un córner botado por Pere Milla que Bigas cabeceó fuera en el primer minuto, el gas se diluyó como cuando dejas un tiempo la botella abierta sin la cuchara puesta.

Tras apenas cinco esperanzadores minutos de impetuoso juego, fue el Espanyol el que decidió que era el momento de destapar el tarro de sus esencias. Con velocidad y moviendo el balón sin que la presión eibarresa le afectara lo más mínimo, los de Rubí quisieron dejar patente que aquellos eran sus dominios.

Solo la falta de puntería de Baptistao impidió que los de Cornellá pegaran un puñetazo en la mesa en su primera llegada. Melendo, el cerebro y brazo ejecutor de este equipo, le habilitó en el área con un pase impagable, pero el de Sao Paulo lo desperdició mandando el balón fuera cuando estaba solo ante Dmitrovic. El serbio impone sin ni siquiera moverse.

Después lo intentaron Piatti y Darder, desde lejos y sin inquietar al meta armero, pero el caso es que los eibarreses tardaron una media hora larga en librarse de los agobios a los que le sometió su rival. Lo hizo de la mano de una arrancada de Cucurella, que demostró su buena proyección ofensiva con una llegada hasta la frontal que culminó él mismo con un remate con efecto que se le fue alto, después de que su intento de pared con Cardona no fructificara.

Y pese a que al Eibar le costaba un mundo llegar allí donde Diego López presenciaba el partido con total tranquilidad, un explosivo arranque de De Blasis desde el círculo central dio a Orellana la posibilidad de situar a su equipo por delante en el marcador, pero el chileno, ayer de todo menos acertado, estrelló el balón en el exterior de la red.

Fallar ocasiones tan claras se penaliza, pero no estaba nada perdido y nada más comenzar la segunda parte, Cardona probó con un disparo desde la perpendicular del área que Diego López desvió de manera milagrosa con la punta de los dedos. Pero al igual que había ocurrido al inicio, el Eibar volvió a diluirse o el Espanyol a imponerse, pero el caso es que los periquitos fueron acumulando ocasiones tan peligrosas como la que Bigas le arrebató de forma providencial a Sergio García.

Decisiones controvertidas

Y a los pocos minutos de que Cardona se retirara con el hombro dolorido, el Espanyol se aprovechó de un córner inexistente para marcar el que a la postre fue el tanto del triunfo gracias a un cabezazo ajustado al palo, lejos del alcance de Dmitrovic. Las protestas no sirvieron para nada, porque el VAR solo actúa en acciones muy concretas y un córner de nada no lo es.

Con rabia acumulada y Enrich sobre el césped, el Eibar trató de apurar los últimos minutos para rescatar el punto que se había trabajado, pero el derribo de Charles, la jugada que se lo habría podido permitir, no fue consultada y el Espanyol se quedó con los tres.

Más sobre el Espanyol 1 - Eibar 0

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos