Eibar-Barcelona

Una derrota con sabor a trabajo bien hecho para mitigar el vendaval

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Habituados a ver cómo el Barcelona pasa el rodillo allí por dónde va, que las blaugranas se marcharan de Unbe con solo tres goles en su haber habla mucho y bien del excelente trabajo defensivo que realizó el Eibar, con mención especial para Noelia García, que con sus intervenciones evitó una nueva goleada para la colección del líder.

0 EIBAR
3 BARCELONA
  • Eibar: Noelia García; Puyi (Aída Esteve, m. 70), Alba Verges, Queralt, Gantxegi, Ruth; Arene (Arola, m. 58); Sheila, Sara Navarro (Racheal, m. 58); Ana de Teresa (Carla Morera, m. 58) y Ane Campos.

  • Barcelona: Cata Coll; Torrejón (Paredes, m. 59), Jana, Mapi, Leila; Patri (Melanie, m. 59), Aitana, Jenni Hermoso; Martens (Pina, m. 59), Oshoala (Engen, m. 59) y Crnogorcevic.

  • Goles: 0-1, Crnogorcevic (m. 20). 0-2, Oshoala (m. 25). 0-3, Jenni Hermoso (m. 39).

  • Árbitra: Cuesta Arribas (Galicia). Se lesionó a la media hora y tuvo que ser sustituida por Ingrid Pardo, que amonestó a la azulgrana Alba Vergés (88').

La derrota estaba contemplada, como para todos los que se enfrentan al insultante dominio que las catalanas ejercen en este campeonato, pero las armeras se habían marcado el objetivo de recibir los menos goles posibles y en ese sentido cumplieron a la perfección, puesto que solo ellas y el Atlético de Madrid han caído ante las cules por menos de cinco goles.

Y es que pese a que el Barça salió a matar sin piedad desde el primer minuto, se encontraron con una notable resistencia azulgrana, hasta que de tanto inquietar el coloso consiguió su objetivo en el minuto 20 gracias a un certero testarazo de Crnogorcevic a centro de Martens.

Una vez abierta la lata, apenas le llevó otros cinco minutos que Oshoala marcara el segundo tras aprovechar un rechace de Noelia, y diez más que Jenni Hermoso anotara el tercero. Pero ahí acabó la sangría que no el sufrimiento, aunque tras los cambios realizados por Junyent, con el debut de Racheal Kundananji incluido, y la solidaridad y entrega de todo el equipo, las armeras cerraron su puerta para firmar una digna derrota.