S.D. Eibar

Eibar y Atlético, enchufados hasta el pitido final

Sergio Álvarez protege el balón ante Cucurella./ASKASIBAR
Sergio Álvarez protege el balón ante Cucurella. / ASKASIBAR

Gran parte de sus victorias se han fraguado en los últimos minutos | Tanto los armeros como los rojiblancos han marcado la mitad de sus goles en las últimas medias horas de sus partidos

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR

El partido que Ipurua acogerá el sábado (16.15 horas) entre el Eibar y el Atlético promete emociones. Pese a que ambos tienen sus objetivos encarrilados, este duelo enfrentará a dos equipos que se caracterizan por no cejar en su empeño de buscar la portería rival hasta que suena el pitido final. Esa capacidad de lucha y su negativa a no darse por vencidos les convierte en dos de los equipos que mejor rendimiento obtienen en los últimos minutos de sus respectivos partidos.

La de Anoeta no es la primera vez, ni mucho menos, que el Eibar comprueba que la perseverancia tiene recompensa. El espectacular tanto de falta que Joan Jordán le coló a Gero Rulli en el minuto 85 es el último de una larga lista de goles que los armeros se han apuntado en las rectas finales. De hecho, es la undécima diana anotada por los eibarreses dentro del último cuarto de hora de partido, una cifra que aumenta en diez goles más, hasta los 21, si el rango temporal incluye los 30 minutos finales. Unos datos que revelan que la mitad del bagaje anotador de esta temporada, cifrado hasta la fecha en 42 goles, ha llegado con sus citas bien avanzadas.

Tras el sexto gol recibido en los primeros minutos frente a la Real se ha hecho mucho hincapié en las excesivas concesiones que hace el Eibar en los inicios de sus compromisos, pero es igual de cierto que el conjunto dirigido por Mendilibar ha sido el último en mover el marcador hasta en 17 ocasiones, lo que le ha permitido remontar hasta ganar cuatro partidos en los que empezó perdiendo, así como igualar otros ocho en los que también había empezado con el marcador en contra.

Si algo reflejan los números este año es que al Eibar le cuesta entrar con buen pie, pero que acaba de forma imparable. De los 42 goles que figuran en su casillero solo ha conseguido marcar uno dentro del primer cuarto de hora, una cifra que aumenta hasta los ocho en el segundo cuarto de hora, hasta en siete veces espoleado por un tanto en contra. A tenor de las estadísticas, se podría afirmar que el ritmo de los armeros decae justo antes del descanso, minutos en los que apenas se ha apuntado tres dianas.

El equipo de Mendilibar ha sido el último en mover el marcador hasta en 17 ocasiones

El Atlético es el segundo equipo tras el Barcelona que más marca en los últimos minutos

En cambio, sus cifras anotadoras mantienen un rivel muy regular en los tres cuartos de hora diferentes de las segundas mitades. Así, la escuadra azulgrana suma nueve tantos en los primeros 15 minutos tras la reanudación, otros diez en el siguiente y 11 más entre el minuto 60 hasta la conclusión. En resumen, los 12 goles marcados en los primeros períodos frente a los 26 de las segundas partes dejan patente que el equipo de Mendilibar basa buena parte de su potencial en llegar muy fuerte al final para aprovecharse de las debilidades de un rival más desgastado.

El problema al que se enfrenta en esta ocasión es que el Atlético de Madrid no es precisamente de los que llega con la lengua fuera a la recta final de sus partidos. El rojiblanco es, de hecho, el segundo equipo después del Barcelona que más marca en los últimos minutos. Hasta 13 dianas se han apuntado los del Cholo Simeone en el último cuarto de hora, una insistencia que le ha permitido resolver siete partidos que se le estaban resistiendo.

Al igual que el Eibar, su tono físico mejora tras los descansos, de los que vuelve tan enchufado al campo que ya suma ocho goles en el primer cuarto de hora posterior y seis más en el segundo, para alcanzar un total de 27 en las segundas mitades.

Otra dificultad añadida de medirse a los colchoneros reside en la regularidad que muestran a lo largo de todos los partidos, ya que mientras la cifra anotadora del Eibar en las primeras partes era notablemente inferior al de las segundas, en su caso, las 20 dianas que atesora en los primeros 45 minutos le dejan cerca de la mitad de sus registros totales.

Bajas relevantes

Las bajas con las que ambos llegan a este partido también pueden condicionar la cita del sábado. El Eibar asume que no va a recuperar a ninguno de los seis lesionados que ya faltaron en Anoeta, mientras que el Atlético vendrá a Ipurua sin Griezmann, que vio ante el Celta su quinta cartulina amarilla, ni Diego Costa, de vacaciones obligadas por sanción hasta la próxima temporada después de su 'autoexpulsión' en el Camp Nou.