SD Eibar

El Eibar apuesta por la juventud en su sexta temporada en Primera

La media de edad del equipo la temporada pasada fue de casi 29 años./J.M. López
La media de edad del equipo la temporada pasada fue de casi 29 años. / J.M. López

Fran Garagarza afirma que «uno de los objetivos esta temporada era bajar la media de edad»

ANDER CURIELEIBAR.

El director deportivo de la SD Eibar, Fran Garagarza, compareció ayer al mediodía en la sala de prensa de Ipurua junto con la presidenta, Amaia Gorostiza, para anunciar su renovación por una temporada más en el conjunto armero. Ambos se mostraron felices de que el acuerdo llegara a hacerse posible «a pesar de que ha llegado tarde», y repasaron los movimientos de mercado ocurridos hasta el momento.

Sin embargo, uno de los puntos en los que quiso hacer hincapié el de Mutriku fue uno de los más sonados la pasada campaña: la media de edad del equipo.

La SD Eibar fue durante la temporada pasada el equipo con mayor media de edad de la Primera División, con una media de casi 29 años por partido. Una cifra que contrasta con la segunda campaña armera en la élite, en la que el conjunto dirigido por José Luis Mendilibar destacó por ser el más joven de la competición con una plantilla de algo menos de 25 años de media.

El lateral Álvaro Tejero tiene 22 años y el recién fichado Roberto Olabe 23

La temporada 18/19, tan solo Jordi Calavera, Marc Cucurella, Joan Jordán y Marc Cardona tenían menos de 25 años, siendo el segundo y el tercero los únicos fijos en el equipo para Mendilibar.

«Tanto la junta directiva como Amaia Gorostiza, como todo el mundo en el club, consideramos importante bajar la media de edad del equipo» ha afirmado Garagarza. «Precisamente, las últimas incorporaciones han ido en ese sentido» añadió.

Las últimas incorporaciones del equipo armero demuestran que la máxima de traer gente joven al equipo es una prioridad para Garagarza y su equipo.

Apuestas principales

El lateral Álvaro Tejero (22 años) y el recién fichado centrocampista Roberto Olabe (23 años) se han convertido en las apuestas principales del club, que ha sido capaz de encontrar sustituto a las marchas de Rubén Peña en el lateral y de Joan Jordán en el centro del campo.

Además, también se cuenta con jugadores como Jordi Calavera (23 años) y Marc Cucurella (20 años), que unidos a la juventud de los nuevos fichajes, traen aire fresco a un equipo cuya media de edad continúa aumentando cada día. Sin duda un riesgo que Garagarza está dispuesto a asumir: «Todas las salidas tienen un riesgo porque suponen la necesidad de una entrada. Los nuevos tienen que adaptarse, debutar en una categoría. Está claro que todo influye a la hora de afrontar salidas como las de Peña y Jordán. Aún así se puede afirmar que el Eibar ha hecho un muy buen trabajo con la incorporación de los nuevos chavales»

Sangre vasca

Garagarza también quiso destacar la importancia histórica del jugador vasco en el Eibar, una figura que regresa con la figura de Olabe este verano. «El equipo se estaba quedando sin jugadores de aquí y hemos hecho un esfuerzo importante por Olabe. Creemos que es un gran jugador», aseguró el director deportivo de la SD Eibar. «El jugador llega en propiedad y el acuerdo con el Atlético de Madrid ha sido bueno», añadió Garagarza.