moises castells

SD Eibar El 1x1 del Eibar ante el Andorra

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Valoración del 0 a 5 a los jugadores de la Sociedad Deportiva Eibar en el encuentro disputado ante el Andorra.

  • 3

    Yoel. Ajustado. El único que se salva de la quema generalizada gracias a varias intervenciones que evitaron una goleada.

  • 1

    Tejero. Frenado. Exigido atrás, casi no apareció arriba.

  • 1

    Berrocal. Desdichado. El jerezano, que mantuvo su plaza en el once pese a la recuperación de Venancio, tuvo que ser sustituido por el portugués al filo del primer cuarto de hora..

  • 1

    Arbilla. Desconcertado. Ni el capitán fue capaz de poner orden en una parcela asediada.

  • 1

    Imanol.Impreciso en sus centros y desbordado por su flanco.

  • 1

    Sergio. Perdido en el erial en el que se convirtió la medular.

  • 1

    Matheus. Perdido. Llegó tarde a casi todo, incluida la acción que le costó una amarilla y una posible lesión.

  • 1

    Corpas. Indefinible. Se durmió ante la incursión del griego Albanis en la acción del primer gol y en ataque estuvo más que difuso.

  • 1

    Aketxe. Recatado. Fue el autor del único disparo a puerta de todo el partido, pero no marcó diferencias.

  • 1

    Quique. Inadvertido. Relegó al banquillo a Stoichkov, pero los buenos destellos que mostró ante el Granada no se repitieron en el Estadi.

  • 1

    Bautista. Improductivo. Los buenos minutos y el gol que marcó ante el Granada le hicieron acreedor de un puesto en el once en el que no se le vio.

  • 1

    Venancio. Despistado. Evidenció una inquietante falta de ritmo tras salir para suplir al lesionado Berrocal superado el primer cuarto de hora.

  • 2

    Javi Muñoz.Conciso. El que más ganas puso tras salir en el descanso, pero su volea desde fuera del área no enfiló a portería. Se esmeró en tareas defensivas.

  • 2

    Stoichkov. Escueto. Estrelló un balón en el cuerpo de Lizoain, pero estaba en fuera de juego.

  • 2

    Blanco-Leschuk. Quiso añadir algo de mordiente pero tampoco pudo.

  • 1

    Yanis. La debacle era un hecho para cuando salió.