S.D. Eibar

El anexo, en manos del Vaticano

Camiones y excavadoras inician las primeras obras en la futura ciudad deportiva del Eibar, situada en Areitio. / SD EIBAR
Camiones y excavadoras inician las primeras obras en la futura ciudad deportiva del Eibar, situada en Areitio. / SD EIBAR

Corresponde al Papa aprobar la expropiación acordada del convento. El Eibar confía en que en un mes llegue el escrito que permita reanudar las obras paralizadas por la denuncia del apoderado de las monjas

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

La solución al conflicto que se ha generado entre el Eibar y el representante de las monjas del convento contiguo a Ipurua tras la denuncia al club armero está en manos del Papa Francisco. Es la cabeza visible de la iglesia católica quien tiene que dar su aprobación a la oferta que el Ayuntamiento de Eibar ha realizado para llevar a cabo la expropiación acordada de los terrenos por un importe de 4,5 millones. En cuanto ese documento llegue a instancias municipales, la entidad armera tendrá vía libre para volver a poner en marcha sus máquinas de excavación, porque ya tiene el compromiso de cesión por parte del consistorio para hacer uso de los metros acordados.

El Eibar calcula que la documentación que ya se ha enviado al Vaticano retorne con la rúbrica del Papa en cuestión de un mes, lo que a juicio de la entidad azulgrana desatascaría una situación generada por la falta de entendimiento con el apoderado de las monjas de la Orden de la Purísima Concepción, también llamadas Franciscanas Concepcionistas, que abandonaron la población armera en el 2009 para unirse al convento de San Sebastián.

La querella impide que el Eibar pueda utilizar los cinco metros de terreno que el convento cedió hace ya 14 años, cuando se amplió el anexo a cambio de que el Eibar abonara la instalación del sistema de calefacción del edificio, declarado bien de interés cultural.

La versión del Eibar sobre esta cuestión es clara y muy contundente. Según explica José Antonio Fernández, responsable de Obras del Consejo de Administración del Eibar, la denuncia viene motivada «única y exclusivamente por intereses personales» del representante legal de las monjas, Juan Luis Cristóbal. El consejero justifica estas graves afirmaciones asegurando que «durante una reunión que mantuve con él, su hijo y su abogado se solicitó que el Eibar abonara 160.000 euros para entrar con las máquinas en su terreno mientras no llegara la documentación firmada por el Vaticano».

Y un sillón en el Consejo

Fernández afirma que se negó categóricamente a pagar semejante cantidad «para la que ni siquiera nos daban una factura que justificara el gasto», e indica que «aunque no hemos tocado nada más allá de los muros, se le ofrecieron 10.000 euros para que nos concediera el permiso para poder acceder a los terrenos a través del convento con el fin de cumplir los plazos de ejecución establecidos».

Ante la negativa a esta contraoferta, el directivo azulgrana no tiene reparos en revelar que el demandante «nos pidió un sillón en el Consejo», una petición que provocó que Fernández se levantara de la mesa y se marchara.

En el Eibar no se explican la actitud del apoderado de unas monjas que ya llevan casi una década fuera de Eibar. «No estamos utilizando nada que no se haya utilizado en los últimos 14 años. La Futbol Eskola es la que entrena en el anexo dentro de un servicio que ofrece el club pero que es municipal», declaran.

«Durante todo este tiempo hemos venido utilizando los cinco metros más cercanos al convento de las monjas y en ningún momento se ha usado nada que no se estuviera utilizando antes. No hemos accedido a una petición económica por su parte, porque el Ayuntamiento es el que va a expropiar de forma acordada ese terreno y no nos corresponde a nosotros».

Efectivamente, el Ayuntamiento alcanzó hace unos meses un acuerdo expropietorio y ya se ha presentado una oferta de compra de los terrenos que, como afirma el Eibar, debe ser aprobado y firmado por el Vaticano de puño y letra del mismo Papa Francisco.

Según apuntó el propio alcalde durante la entrevista que se le realizó antes de la Junta de Accionistas «es un proceso lento que estamos llevando a cabo de la forma más rápida que podemos, pero efectivamente, tenemos un acuerdo con el Eibar mediante el cual les cederemos parte del terreno del convento que necesitan para de que a la hora de mover el anexo, utilizarán una parte del terreno de las monjas para mover el anexo y nosotros se lo vamos a ceder».

Puestos en contacto con el aludido, el apoderado de las monjas ha optado por no realizar declaraciones ni entrar a contestar a las acusaciones del Eibar y dice que solo defiende el interés de las monjas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos