S.D. Eibar

El Eibar afronta una semana crucial con dos partidos en Ipurua

Pape Diop pugna por el balón, con Escalante./ASKASIBAR
Pape Diop pugna por el balón, con Escalante. / ASKASIBAR

Los armeros no pueden ceder puntos ante Sevilla y Celta

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La plantilla disfruta este lunes de una jornada de descanso para emprender mañana, a partir de las 10.30 horas en Atxabalpe, la preparación de una semana especial y crucial para sus intereses con dos partidos en Ipurua. El primer choque será el jueves a las 19.00 horas ante el Sevilla y el segundo, el domingo frente al Celta a las 14.00 horas.

Conseguir los tres puntos en sendos enfrentamientos permitiría al Eibar salir de la zona de descenso y evitar que los rivales que se encuentran en permanencia no se distancien. Al menos necesitan cuatro puntos para ganar confianza y hacer valer el punto logrado en el Ciudad de Valencia ante el Levante.

Las sensaciones que transmitió el bloque eibarrés ante los levantinistas fueron positivas. El hecho de sumar y mantener la portería a cero son dos elementos de juicio para una lectura esperanzadora. Tras la derrota en casa en el estreno liguero ante el Espanyol, a los eibarreses no les queda otro remedio que no ceder más. Deben hacer de su feudo un bastión inexpugnable y ante Sevilla y Celta tienen la primera oportunidad para sumar puntos que les alivie su situación.

La semana va a estar marcada por saber si Mendilibar podrá contar con el delantero Enrich que no viajó el pasado sábado por sufrir una lesión muscular de grado I en el sóleo de la pierna izquierda. A priori quien aún no está al cien por cien es el central Burgos por un problema en uno de sus tobillos que le tiene alejado de los terrenos de juego.

El rival de este jueves, que ha ganado en sus tres salidas (al Espanyol, Granada y Alavés) y por contra ha perdido en el Sánchez Pizjuán ante Real Madrid y ha empatado frente al Celta, sí sabe ganar en Ipurua. Lo hizo la pasada campaña por 1-3 y también en el debut en Primera de los azulgrana por 1-3. El resto de resultados en sus visitas en la máxima categoría han sido dos empates, a uno, y ha encajado una derrota por 5-1. Las espadas están en lo alto, el Eibar no está dispuesto a ceder.