Borrar
Dimitrovic en el banquillo tras lesionarse ante el Sevilla.
Dmitrovic se perderá el decisivo mes de febrero
Lesión

Dmitrovic se perderá el decisivo mes de febrero

El meta serbio sufre un esguince en su rodilla derecha que le puede mantener fuera del equipo un mínimo de tres semana

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 1 de febrero 2021, 20:06

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ni es tan grave como se temió en un principio, pero tampoco es un un fuerte golpe como se dijo después. Finalmente, las pruebas radiológicas que se le han practicado a Marko Dmitrovic han determinado que padece un esguince en su rodilla izquierda, lo que en función del grado de torsión de su ligamento le obligará a permanecer de baja entre tres y ocho semanas.

El escueto parte médico de solo dos líneas que hizo público el club durante la tarde de este lunes no da pista alguna sobre la gravedad de la lesión, limitándose solo ha añadir que la evolución marcará la disponibilidad del jugador.

Según fuentes consultadas por este medio, cuando se trata de esguinces grado 1, se estima que la recuperación puede oscilar entre 3 y 4 semanas, mientras que en los de grado 2 puede variar entre las 4 y 6. Si la torcedura es aún más grave y alcanza el grado 3, el plazo se alargaría entre 6 y 8 semanas, aunque el hecho de que el serbio no padeciera dolores fuertes en su primera noche tras producirse la lesión hace pensar que su esguince se enmarcaría en la primera categoría.

Dmitrovic necesitará al menos un par de semanas de reposo y alguna más para poder volver a entrenar, lo que significa que el Eibar va a tener que afrontar el decisivo mes de febrero sin su gran baluarte en la portería.

La baja del de Subotica llega, por tanto, en el momento más inoportuno de la temporada, precisamente cuando encarará cuatro partidos consecutivos ante rivales directos. Así, queda completamente descartado de cara al compromiso que los armeros afrontarán este domingo (18.30 h.) en El Sadar ante Osasuna, decimoséptimo clasificado con 19 puntos, uno menos que los eibarreses , y tampoco estará disponible de cara a la siguiente cita en Ipurua el domingo 14 de febrero (18.30 h.) frente al Valladolid, igualado a 20 puntos con la escuadra armera.

Tampoco parece probable que pueda ser de la partida en la visita que al Eibar le corresponderá rendir el sábado día 20 (14.00 h.) al Elche, vicecolista del grupo con 17 puntos, y habrá que ver si podrá llegar a tiempo para disputar el partido previsto para el fin de semana del 27 y 28 de este mes en Ipurua ante el Huesca, último clasificado con 16 puntos.

Un mal menor para que lo que se temió tras las lágrimas desconsoladas de Dmitrovic tras tener que ser sustituido en el minuto 60 del choque ante el Sevilla debido a las molestias que arrastraba tras su encontronazo con En Nesyri, pero que no deja de ser un duro golpe anímico para un equipo con la moral ya maltrecha tras haber encadenado tres derrotas y un empate en los cuatro últimos partidos.

Solo una lesión grave

Desde que Dmitrovic llegó al Eibar en el verano del 2017 para suplir al lesionado Yoel, se convirtió en inamovible bajo palos no solo por su gran calidad, sino también porque ha sufrido muy pocos problemas físicos.

La única lesión de gravedad se produjo en su segunda campaña, en la 18-19, cuando una pubalgia de la que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en Munich le llevó a perderse 11 partidos entre octubre y enero, más otros tres que no jugó por una rotura de fibras en su cuádriceps derecho que sufrió en febrero.

En el curso pasado solo causó baja ante el Levante por una gastroenteritis en la jornada 26, mientras que no disputó las dos últimas jornadas, en las que Mendilibar recompensó a Yoel por su paciente espera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios