S.D. Eibar

Dmitrovic y Pedro León pulsan el botón de alarma con lesiones de carácter grave

Dmitrovic y Pedro León pulsan el botón de alarma con lesiones de carácter grave
FÉLIX MORQUECHO

El serbio podría tener que ser intervenido de su pubalgia, mientras que el murciano ha recaído de una rotura de fascia plantar

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

El Eibar emitió ayer un demoledor parte médico que le puede dejar sin el concurso de Marko Dmitrovic y Pedro León para un tiempo indeterminado. El informe es escueto y no avanza el plazo estimado de recuperación de ninguno de los dos, pero a tenor de las lesiones que padecen parece haber motivos suficientes para pulsar el botón rojo de alarma.

La nota indica que «Pedro León ha superado sus problemas de espalda, pero se le ha reproducido la rotura de la fascia plantar de su pie izquierdo que sufrió a finales de la pasada temporada. Al jugador se le están realizando distintas pruebas médicas a la espera de decidir cuál es el tratamiento más adecuado a seguir». El segundo de los dos párrafos está dedicado al meta serbio, que sigue «aquejado de una pubalgia. Desde el club se ha consultado a distintos especialistas, y a la espera de una última prueba, que se le practicará el lunes, podría tener que pasar por el quirófano la próxima semana».

Un auténtico jarro de agua helada para el equipo y, lógicamente, para los dos futbolistas, a los que se esperaba ver de nuevo en acción después del parón.

La baja del serbio provoca un serio contratiempo en la portería

De hecho, estaba previsto que el murciano pudiera disputar sus primeros minutos de esta temporada en el choque amistoso de mañana (12.00 h.) ante el Huesca en Tafalla, una vez que se había restablecido de la hernia discal que le había tenido apartado de la dinámica del grupo hasta que hace solo dos semanas se reintegró a los entrenamientos junto al resto de sus compañeros.

El nuevo mazazo para el extremo se produjo ayer cuando tuvo que abandonar la sesión debido a unas molestias que sintió en la planta de su pie izquierdo. No necesitaba pruebas para saber lo que era, puesto que ya tuvo que dar por finiquitada la temporada pasada cuando faltaban tres jornadas para el final precisamente por este mismo motivo. Según el parte médico que facilitó entonces IMQ, aseguradora médica oficial del Eibar, la lesión requeriría al menos de cuatro semanas de baja, aunque aún queda por determinar si en este caso la rotura es también parcial o completa, lo que le condenaría a una recuperación aún más prolongada.

La inminente reaparición del extremo se vuelve a retrasar de forma indefinida

Esta lesión afecta principalmente a corredores, jugadores de fútbol y de baloncesto, y en este sentido uno de los casos más conocidos es el del jugador de la NBA Pau Gasol, que sufrió una rotura completa y necesitó de ocho eternos meses para recuperarse. Ni a él ni a nadie se le olvida que esta nueva lesión tras acabar de salir de la anterior llega después de que Pedro León hubiera dejado atrás una doble operación en su rodilla izquierda que le mantuvo ocho largos meses sin jugar.

Problemas bajo palos

Igual o más preocupante aún resultan las noticias concernientes al guardameta serbio, cuya vacante en la portería armera en el caso de que su ausencia se alargue es bastante más difícil de cubrir que la del murciano. Y el hecho de que el club ya advierta de que posiblemente tenga que pasar por bisturí aún sin conocer el resultado de la prueba que se le va a realizar el próximo lunes, se antoja un claro indicador de la gravedad de su lesión.

Dolencias enlazadas

Rodilla izquierda
Pedro León se perdió gran parte de la pasada temporada tras ser operado el 16 de noviembre en Vitoria para limpiar la cicatriz hipertrófica que le había quedado de una intervención a la que había sido sometido al término de la campaña anterior.
Hernia discal
Tras superar los problemas en su artículación, este verano, concretamente el 28 de agosto, fue intervenido de una hernia discal de la que se había recuperado.

El tratamiento conservador que se le ha llevado a cabo no ha hecho desaparecer sus molestias, y aunque normalmente las operaciones de pubalgia están reservadas para pacientes que no encuentran alivio de sus síntomas durante un período prolongado, en este caso recurrir al quirófano parece la vía más rápida para acabar con los problemas que le han llevado a perderse tres de los cuatro últimos choques ligueros.

Las operaciones de este tipo de lesiones han evolucionado mucho en los últimos años y los períodos de recuperación se han reducido casi a la mínima expresión, pero en ningún caso estaría de vuelta antes de un mes y medio una vez a partir de que entre en el quirófano.

La plantilla del Eibar tendrá que aunar esfuerzos para mitigas estas importantes bajas.

Más

 

Fotos

Vídeos