Los armeros, en un entrenamiento. / Askasibar

Fútbol | Liga Smartbank | Eibar

Remontada para un debut triunfal

Un Eibar dinámico y determinado da la vuelta al tanto del Tenerife gracias a un testarazo de Venancio y un penalti lanzado por Stoichkov

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Con sufrimiento, pero también con mucha determinación, el Eibar se ha estrenado con la soñada primera victoria de las muchas que va a necesitar conseguir para volver a aspirar al ascenso a Primera. Le ha hecho falta protagonizar una remontada para inutilizar el tanto con el que el Tenerife ha tomado la delantera al inicio de la segunda parte, pero su poderío ofensivo y la fortaleza mental que ha demostrado tener el bloque dirigido por Gaizka Garitano le han llevado a conquistar los primeros tres puntos de la campaña, que a diferencia del año pasado, le permiten encaramarse a la zona noble de la tabla desde el choque inaugural.

La victoria tiene un valor añadido, no solo porque se ha producido ante un rival que está llamado a pelear por un objetivo que al igual que a los armeros, se le escapó de manera traumática al final del curso pasado, sino sobre todo por las grandes prestaciones que demostró tener el equipo azulgrana. Y es que aún teniendo solo un delantero en sus filas, a la espera de que Blanco-Leschuk se incorpore en las próximas horas, el Eibar ha dejado patente que es un equipo muy dinámico plagado de alternativas ofensivas, cada cual más peligrosa.

Es cierto que el error de marcaje que ha propiciado que Mo Dauda se apuntara el primer gol de la Liga Smartbank con un disparo desde el vértice del área directo a la escuadra de Yoel, y algunos apuros del portero a la hora de desejar un par de balones aéreos han sembrado ciertas dudas en la retaguardia, pero el conjunto armero ha sabido ahuyentar con determinación los fantasmas que le persiguen desde el 'Alcorconazo' que le dejó en Segunda.

Apoyado en la base que le llevó a liderar gran parte del pasado, Garitano ha solventado las sensibles bajas sufridas dando la alterantiva a un Imanol que ha convencido en el lateral izquierdo, a un Matheus valeroso formando tándem con Sergio en la medular y a un Jon Bautista al que le han faltado ocasiones para poder lucirse. Sin embargo, lo más llamativo ha resultado ver Javi Muñoz disfrazado de Expósito en la media punta, un experimento que necesita aún coger más rodaje hasta que llegue el mediapunta que busca César Palacios.

Y sí, ha habido imprecisiones lógicas de un estreno donde la presión por ganar se ha notado en dos equipos muy exigidos, pero si algo se ha podido percibir con claridad es que el Eibar parte desde ya con la mentalidad ganadora que quería el de Derio.

Una virtud que ha resultado fundamental para que nada más recibir el gol, la escuadra azulgrana se lanzara en tromba primero para que Venancio empatara a la salida de una falta colgada con maestría por Imanol y para que Stoichkov transformara después un penalti forzado por Yanis.

No ha faltado el susto de turno, puesto que rebasado el minuto 90 el Tenerife han marcado un gol que ha sido anulado por fuera de juego, aunque Quique también ha dispuesto de una gran ocasión para sentenciar.