Gaizka Garitano, en un entrenamiento. / ASKASIBAR

SD Eibar Desafío al anochecer entre dos grandes favoritos en Ipurua

El Eibar buscará su tercer triunfo en casa ante un Granada que quiere certificar su condición de favorito poniendo fin a su mala racha aquí

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Poco después de que el sol se esconda detrás de Urko, el estadio de Ipurua será escenario de uno de los desafíos más apasionantes que ofrece esta competición entre un Eibar invicto e imparable en casa y un Granada que nunca ha ganado en el estadio armero, pero que viene dispuesto a hacer valer el cartel de favorito que le confiere el hecho de ser un recién descendido que dispone del límite salarial más alto de la categoría con casi 30 millones, más del doble que la entidad eibarresa.

Un elevado margen de maniobra que le ha permitido armar un plantel que el propio Gaizka Garitano aseguró que es de los más potentes del grupo para tratar de poner tierra de por medio cuanto antes en su camino hacia el ascenso por el que los azulgranas suspiran de nuevo tras el fiasco sufrido en la última jornada del pasado curso.

Pese a que llega muy pronto en el calendario, esta cita entre dos de los máximos aspirantes a estar arriba durante toda la campaña, que además se encargará de cerrar la quinta jornada de competición, cuenta con todos los alicientes para convertirse en un espectáculo que haga olvidar a los aficionados el horario nocturno fijado en el primer día laborable de esta semana.

Laprevia

  • Campo: Ipurua

  • Hora: 21.00 horas (Laliga Sports TV)

  • Árbtitro: García Verdura (catalán)

  • Eibar Entrenador: Gaizka Garitano. Alineación: Yoel; Tejero, Berrocal, Arbilla, Ríos Reina, Javi Muñoz, Sergio, Corpas, Aketxe, Stoichkov, Blanco-Leschuk. Suplentes: Todos convocados, a excepción del lesionado Correa.

  • Granada: Entrenador: Aitor Karanka. Alineación: André Ferreira, Ricard, Miguel Rubio, Erick Cabaco, Quini, Bodiger, Petrovic, Perea, Antonio Puertas, Myrto Uzuni, y José Callejón. Suplentes: El técnico gasteiztarra no ha ofrecido convocatoria. Cuenta con las bajas de Soro y Melendo.

Y es que, pese a que el Eibar viene de cosechar su primera derrota del campeonato en su visita al Leganés (2-1), las dos victorias obtenidas como local ante el Tenerife (2-1) y la Ponferradina (1-0) invitan a pensar que los cimientos de Ipurua siguen tan firmes como en la pasada temporada, en la que los entonces también dirigidos por Garitano solo cedieron dos derrotas y cinco empates.

El Granada es, además, uno de los más ha sufrido en sus propias carnes la dificultad que entraña salir vivo del estadio armero, donde ha sufrido cinco derrotas y un empate en seis visitas a ese terreno de juego, la primera en Segunda B, en el año 1987, y todas las demás en Primera. Los de Aitor Karanka tratarán, por tanto, de poner fin a esta maldición precisamente en el primer choque de la historia entre ambos en la categoría de plata.

Los nazaríes también quieren resarcirse de la inesperada derrota que sufrieron en su viaje a Andorra (1-0), donde se las prometían muy felices tras haber enlazado un pleno de triunfos en las primeras tres jornadas. Las buenas sensaciones que habían desprendido hasta entonces se enturbiaron al no ser capaces de reaccionar al tempranero tanto recibido en el Estadio Nacional de Andorra la Vella, que les dejó sin un liderato que tuvieron que entregar al sorprendente Albacete, que por muy histórico que sea su pasado, no deja de ser uno de los cuatro recién ascendidos.

Dado que Venancio y Vadillo han dispuesto de tiempo extra para recuperarse de sus lesiones en esta larga semana, es probable que figuren en una convocatoria en la que no estará Rober Correa, sancionado por su expulsión en Butarque.

Y precisamente tras ese fiasco en tierras madrileñas, se espera que el preparador azulgrana introduzca algún cambio más allá del obligada vuelta de Tejero al lateral derecho. En cuestión está una vez más la elección del inquilino de la mediapunta, donde Garitano se ha empeñado a incluir a Javi Muñoz pese a que Aketxe ha mostrado mejores prestaciones. Dado que el centrocampista madrileño es un fijo para el de Derio, la alternativa que le queda es retrasar su posición a la habitual el año pasado en la medular, aunque para eso tendría que sacrificar a Matheus.

El Granada, por su parte, ha viajado sin los lesionados Melendo y Alberto Soro, Neva y Torrente y con la duda hasta última hora de Ignasi Miquel y Alberto Perea, ambos aquejados de molestias musculares que les han impedido entrenar con normalidad.