SD Eibar

Derbi en buena sintonía entre dos rivales al alza

Cote y Orellana luchan por hacerse con un balón sin dueño en un entrenamiento en Atxabalpe horas antes del derbi de esta noche. / ASKASIBAR
Cote y Orellana luchan por hacerse con un balón sin dueño en un entrenamiento en Atxabalpe horas antes del derbi de esta noche. / ASKASIBAR

Un Eibar que acumula diez jornadas sin perder reta a un Athletic que sueña con Europa tras revivir con Garitano | El conjunto azulgrana quiere poner fin a su sequía de triunfos lejos de Ipurua allí donde nunca ha conseguido salir victorioso

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

San Mamés acoge esta noche un derbi marcado por la buena sintonía que los presidentes del Athletic y del Eibar han mostrado durante esta semana. Una cita entre dos vecinos al alza y bien avenidos que, sin embargo, dejarán guardado su buen rollo en el vestuario para pelear por tres puntos que les permitan mantener la buena línea que ambos vienen mostrando desde hace ya muchas semanas.

No es un partido más para ninguno de los dos equipos. Además de lo especial que es por tratarse de un derbi que ya va por su cuarta edición, será una noche para el reencuentro con algunos de los artífices del ascenso del Eibar a Primera. Y es que aunque ahora defiendan los intereses rojiblancos, la aportación de Dani García, Ander Capa, Yuri Berchiche y el cuerpo técnico encabezado por Gaizka Garitano y Patxi Ferreira, fue fundamental para que el club azulgrana lograra hacer realidad un sueño que parecía imposible alcanzar.

También será una cita emotiva para José Luis Mendilibar, que volverá a visitar la casa en la que se estrenó como técnico de Primera, aunque apenas le dieran diez partidos de margen antes de obligarle a hacer las maletas. Curiosamente el de Zaldibar tuvo como jugador a Garitano en las filas de aquel inolvidable equipo de la temporada 2004-2005, en la que estaban, entre otros, David Silva o Joseba Llorente, y que estuvo a punto de conseguir dar el salto a la máxima categoría casi una década antes de que el de Derio lo hiciera posible.

El otro azulgrana que vivirá este choque con recuerdos del pasado será Anaitz Arbilla, toda vez que los primeros pasos de su carrera los dio precisamente en la cantera bilbaína.

Y por supuesto, tampoco es un partido cualquiera para Markel Susaeta, el único eibarrés de las dos plantillas, que combina a la perfección su papel de icono rojiblanco tras haber superado los 500 partidos con el Athletic, con su condición de accionista y simpatizante del Eibar.

Todas estas cuestiones emocionales quedarán aparcadas en cuanto el balón comience a rodar y ambos equipos luchen sin descanso por conquistar tres puntos que apuntalen sus respectivas aspiraciones. Y es que mientras que los armeros solo piensan en dejar atrás el peligro del descenso antes de pensar en objetivos más ambiciosos, los bilbaínos quieren conquistarlos para empezar a hablar en serio de Europa.

Con Pedro León y sin Ramis

Para encarar este emotivo duelo, el entrenador armero no podrá contar finalmente con Iván Ramis al que ni siquiera ha incluido en la lista inicial de veinte efectivos en la que sí figura de nuevo Pedro León. El balear no ha conseguido recuperarse a tiempo de la contractura que ya le ha costado tres partidos y está por ver si el murciano ya ha conseguido adquirir el ritmo suficiente para poder disputar los que serían sus primeros minutos de la temporada.

De primeras tendrá que esperar en el banquillo, porque todo apunta a que Mendilibar pondrá en liza su esquema habitual, con los mismos jugadores que tan buen rendimiento están ofreciendo en las últimas citas.

El Eibar se sabe y se siente fuerte y quiere aprovechar su gran momento para acabar allí donde no ha conseguido ganar nunca ni en Liga ni en Copa con la sequía que le acompaña desde el inicio del campeonato en sus desplazamientos. También sabe que en la otra esquina del cuadrilátero se encontrará con un rival que ha sumado 19 de los 30 últimos puntos de la mano de Gaizka Garitano.

San Mamés rozará el lleno con una afición entregada, pero el Eibar no estará solo ya que además de los 450 seguidores armeros que irán en los siete autobuses fletados, habrá que sumar los muchos que irán por cuenta propia.

Más