Eibar

No dejarán que las bajas apaguen la fiesta

Pedro Mari Pérez, Jon Zubizarreta, Asier Vicente y Ander Rementeria se juntan en el bar de Juan Beraza (detrás de la barra) para hablar del derbi de Anoeta. / M. ASKASIBAR
Pedro Mari Pérez, Jon Zubizarreta, Asier Vicente y Ander Rementeria se juntan en el bar de Juan Beraza (detrás de la barra) para hablar del derbi de Anoeta. / M. ASKASIBAR

Los aficionados realistas y armeros esperan asistir a un partido muy igualado hoy en Anoeta | Las obras del estadio han condicionado el desplazamiento desde Eibar al no haber entradas suficientes

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA EIBAR.

Los derbis Eibar-Real o viceversa suelen tener su especial atractivo. No es de ahora, sino de siempre. Evidentemente en Primera han ganado un plus de emoción e intensidad porque los partidos son más parejos que antaño. En esta ocasión el desplazamiento a Anoeta para el Eibar viene precedido de lesiones, muchas, en defensa, pero también en el caso de la Real, en su línea ofensiva. A la afición no le afecta.

«No sabemos qué va a deparar el derbi, creo que hay un nivel parejo», nos dice Juan Beraza 'Juanito', hernaniarra que lleva muchos años en Eibar como profesional hostelero. Su bar, el antiguo Manuel, sito en el paseo de Urkizu, es lugar de encuentro y salida de los autobuses de aficionados que se desplazan a Anoeta, pero al mismo tiempo también es un lugar de acogida para los seguidores del Eibar.

Lo definiríamos como templo de hermanamiento de ambas aficiones. Ayer, en un día especial en Eibar, nos citamos con seguidores realistas y armeros. Todos coinciden en el equilibrio de fuerzas, en la igualdad. Jon Zubizarreta se enfunda la camiseta en la que se visibiliza en su espalda la referencia de Oyarzabal. «Para mí Mikel es el auténtico líder de la Real», señala este joven que con su novia Ohiane se desplaza cuantas veces puede a Anoeta.

Añade que «todos los derbis son complicados y son atractivos y este no va a dejar de serlo. Para mí es especial, es un homenaje al fútbol de Gipuzkoa y vasco en general. Que tengamos dos equipos en Primera en nuestra provincia es un orgullo», apunta Zubizarreta, quien considera que aquel que meta el primer gol «tiene muchas opciones de ganar y va a ser la Real».

Tampoco falta a nuestra llamada Asier Vicente con la camiseta blanquiazul en la que destaca el apellido del centrocampista Zubeldia, a quien conoce personalmente. «Evidentemente las lesiones han trastocado un poco el derbi, pero pienso que va a ser un partido intenso. Va a ganar la Real, vamos a luchar hasta el final por llegar a Europa, vamos a animar y confiar para quedar en lo más alto, vamos a sumar los tres puntos sí o sí. Veo más fuerte a la Real que al Eibar. Sin duda que es una fiesta en la que siempre hay un buen ambiente y esta vez no va a ser menos». Del bar Juanito se espera que saldrán unos 80 seguidores realistas, todos abonados.

«La pena es que no hay entradas en esta ocasión para la afición foránea debido a las obras de Anoeta», declara con cierta nostalgia Pedro Mari Pérez, el presidente de la Federación de Peñas de la SD Eibar. «No podemos ir en masa, pero los que vayamos estaremos con el equipo hasta el final», destaca. El máximo representantes de las peñas armeras recurre a la estadística. «Evidentemente todos estos partidos suelen ser muy parejos, pero me remito a los números. El Eibar fuera de casa no gana y, por contra, la Real gana más fuera que en casa. No lo sé, lo veo parejo, pero puede ser la ocasión para sumar tres puntos y romper a nuestro favor la estadística».

Las bajas defensivas pueden condicionar. Pedro Mari Pérez así lo entiende. «Fíjate lo que pasó en el Bernabéu: se lesionó Ramis y trastocó todo, puede pasarnos algo similar en Anoeta, tenemos que reciclar a jugadores de otras posiciones. Evidentemente es un partido especial y, a pesar de las bajas, nuestros jugadores son competitivos cien por cien».

Ander Rementeria es seguidor del Eibar, club donde creció como guardameta para defender ahora la portería de un Anaitasuna que lucha por subir a Tercera. «El Eibar y José Luis Mendilibar son competitivos cien por cien, ha quedado demostrado en el tiempo que llevan en Primera». Un derbi es un derbi, «porque suelen ser partidos igualados en los que, además de lo deportivo, subyacen sentimientos y orgullo. Hay otros alicientes que hacen que tenga una exigencia y una intensidad especial. Pese a las bajas que tenga cada uno, todos son profesionales y darán el máximo», afirma Ander.

Tiene palabras de reconocimiento para Oyarzabal y Zubeldia. «Conozco a Oyarzabal desde niño, he jugado con él en juveniles y me acucerdo cuando venía a entrenar en infantiles al Eibar. Es un extraordinario jugador y mejor persona, me alegro mucho por él, le deseo lo mejor, se lo merece. También conozco a Zubeldia, seguidor del Anai y que estuvo en el Elgoibar en el último ascenso a Tercera, otro ejemplo de persona humilde y trabajadora, y encima un buen jugador».

Más