SD Eibar

Cucurella dice adiós al Eibar por orden del Barcelona

Cucurella, junto a Odriozola durante un partido de la pasada campaña. /Morquecho
Cucurella, junto a Odriozola durante un partido de la pasada campaña. / Morquecho

El club culé ejerció este martes la opción de recompra sobre el jugador por los cuatro millones pactados en su cesión. Los catalanes se debaten entre darle la alternativa en el primer equipo o incluirlo en la operación de compra de Junior Firpo, del Betis

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Era cuestión de tiempo que el Barcelona se decidiera a ejercer la opción de recompra de Marc Cucurella acordada con el Eibar y ese día ha llegado. Tal y como se esperaba, el club culé ha abonado los cuatro millones estipulados después de que los armeros compraran al catalán por dos al término de la temporada y lo han llamado a filas inmediatamente.

Cucurella se ha tenido que despedir de forma precipitada de los que hasta ahora eran sus compañeros, toda vez que ha sido citado para incorporarse este mismo miércoles a los entrenamientos del Barça.

Sin embargo, su futuro es incierto. En principio, se le ha comunicado que viajará con el equipo dirigido por Ernesto Valverde para realizar la gira por Japón de la semana que viene, aunque ni el técnico ni la cúpula de la entidad blaugrana han determinado cuál será su destino definitivo de cara a la próxima temporada.

El Barcelona necesita reforzar el lateral izquierdo para poder dar relevo de Jordi Alba y se debate entre esperar a que Valverde le dé la oportunidad que le negó el pasado verano y que fue lo que precipitó su llegada al Eibar en el último día de fichajes, algo que se antoja poco probable, o en utilizarle como moneda de cambio para llevar a cabo el fichaje del jugador que parece tener realmente en mente. Así, en las últimas horas han reactivado la operación para hacerse con los servicios de Junior Firpo, cuya cláusula se eleva hasta los 50 millones. Un precio que el Barcelona pretende reducir incluyendo en esa operación al joven de Alella, que de esta forma recalaría en el club verdiblanco.

El deseo del Eibar de seguir contando con un jugador que había encajado como un guante en el equipo se ve frustrado y ahora Fran Garagarza y Mendilibar tendrán que consensuar si recurren al mercado para fichar a un sustituto para Cucurella o si aprovechan la polivalencia de Pedro León, Orellana y De Blasis, que pueden actuar en ambas bandas. También les queda la alternativa de reconvertir al recién llegado Roberto Olabe, como ya ocurrió en el primer partido amistoso en Leioa, pese al handicap de carecer de trayectoria alguna en Primera, algo que también sucedió con Cucurella cuando aterrizó en Ipurua.

Ganar experiencia en la categoría fue precisamente lo que empujó al cuadro culé y al propio jugador a decantarse por el Eibar, desechando ofertas superiores que le llegaron desde Alemania y eso es lo que ha destacado el propio club blaugrana en el comunicado que emitió para anunciar la recompra del catalán. «Cucurella se marchó cedido al conjunto de Mendilibar con el objetivo de ganar experiencia en la élite del fútbol español. Y el conjunto vasco ha disputado 33 partidos: 31 de Liga y dos de Copa del Rey. Además, el jugador formado en el fútbol formativo azulgrana ha marcado dos goles, uno en cada competición. Curiosamente, el gol en la Liga lo hizo en el último partido del campeonato ante el Barça en Ipurua. En la Copa, marcó en el duelo de vuelta de los dieciseisavos de final contra el Sporting de Gijón», destaca la nota.

El excelente rendimiento ofrecido en el Eibar ha llevado al Barça a recuperarlo, aunque todavía no está del todo claro si será para incorporarlo definitivamente a la plantilla, para entrar en alguna operación de trueque, o simplemente, traspasarlo a otro equipo que pague más por sus servicios.

El Eibar, por su parte, ha querido despedirle de forma cariñosa con un tuit en el que le da las gracias en catalán y en euskera, acompañado por una foto en la que luce la nueva equipación armera.