Cuatro sesiones más de trabajo

DV

Las apreturas por librar la categoría impiden que el Eibar respire tranquilo hasta que no consiga el punto que le falta para certificar la salvación y, pese a que el cansancio hace mella en el grupo, Mendilibar no levanta el pie del acelerador. Ha previsto cuatro sesiones más de trabajo, todas en Atxabalpe salvo de la del viernes, que tendrá lugar en Ipurua y que estará dedicada al visionado de vídeos y a ejercicios específicos en el gimnasio.