El cuadro armero mantiene el ritmo de puntuación de su mejor campaña en Primera

L. G. EIBAR.

La remontada sufrida en el Santiago Bernabéu impidió que el Eibar sumara su segunda victoria seguida por primera vez en lo que va de competición. Una irregularidad que está desluciendo unas estadísticas marcadas por la docena de empates que ha sumado y que son precisamente los que están ayudando a que el conjunto azulgrana mantenga el ritmo de puntuación que atesoraba en el ejercicio pasado, que acabó siendo el mejor de su historia con un más que meritorio noveno puesto.

Pese a que justo hace un año marchaba en la décima posición y que en la actualidad ocupa la duodécima plaza, en su casillero de puntos solo había un punto más de los 39 que se ha embolsado hasta la fecha.

La distancia respecto a la sexta plaza era como ahora, de siete puntos, aunque la gran diferencia radica en los 17 puntos de distancia que acumulaba sobre el Deportivo de la Coruña, el equipo que cerraba un trío de candidatos al descenso que ya tenían su destino escrito a falta de dos meses para la conclusión del campeonato.