Análisis

A chafar otra fiesta en el Metropolitano

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZANÁLISIS

El Eibar vuelve al Wanda Metropolitano cuatro meses después del histórico empate que arrancó en la última jornada liguera del pasado ejercicio en plena fiesta de despedida de Fernando Torres. No se puede decir que el conjunto armero chafara por completo aquella celebración, porque 'el Niño' se despidió de su equipo del alma y de su afición con un doblete que quedará grabado con letras de oro en la historia del club rojiblanco, pero por aquello de que nunca había conseguido puntuar ante el equipo de Simeone, sí que dejó a los madrileños con cierto resgusto amargo.

Hoy el Atlético también tiene previsto celebrar otro guateque con motivo del primer aniversario de la inauguración del Wanda Metropolitano, que abrió sus puertas el 16 de septiembre de 2017 con un partido ante el Málaga en el que los locales se impusieron por un pírrico 1-0. Y tampoco esta vez tiene el Eibar intención de ser el convidado de piedra.

Por abismal que sea la diferencia del potencial económico y deportivo entre unos y otros, el conjunto armero sabe que para poder meterle mano a alguno de los cocos de la categoría es vital creer que es posible, y ese último precedente así lo demuestra. Es fundamental, por tanto, acudir a su estadio cargado de moral y de confianza, y eso es lo que le reportó al cuadro azulgrana la trascendental victoria obtenida en el derbi ante la Real hace exactamente 15 días.

No fueron más que tres puntos, pero resultaron ser mucho más que eso, porque fueron los primeros que se sumaban después de las dos derrotas iniciales que no estaban contempladas en las cuentas de la entidad, y porque se lograron justo antes de un parón que en lugar de disfrutarlo con calma habría resultado tortuoso y plagado de nervios.

Eso es precisamente lo que le ha ocurrido al Atlético de Madrid, que aunque cuenta con un punto más que los armeros, tiene el mazo sobre su cabeza porque a un club que en breve aprobará un presupuesto cercano a los 400 millones de euros se le exige ganarlo casi todo y, por ahora, solo ha sido capaz de imponerse al Rayo Vallecano y por los pelos (1-0).

Salir vivo del Wanda no será tarea sencilla, pero la presión por ganar está en el tejado de los colchoneros. A ver qué depara la fiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos