El central Venancio en una disputa con el lucense Carrillo / Askasibar

SD Eibar

El central Venancio considera que «hasta el final no se decidirá nada»

«En cada partido acreditamos nuestro potencial, los demás equipos saben la dificultad que supone enfrentarse a nosotros», asegura

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

El central de la SD Eibar, Venancio, tiene claro que «ahora son clave todos los partidos hasta el final». El choque de este domingo en Ipurua ante el Mirandés lo considera vital porque «cuanto más nos acerquemos al final, los partidos son más complicados, ante el Mirandés es uno de ellos». Para el portugués jugar en casa «siempre es mejor», pero «es tan importante este partido como el resto de los que vamos a jugar».

Quedan nueve jornadas, cinco en Ipurua y cuatro fuera. Para Venancio la marcha imbatible del Eibar es debida «a la actitud de todo el equipo, dado que «en cada partido acreditamos nuestro potencial. Es la personalidad del equipo, es nuestra identidad y eso es importante, porque los demás equipos saben la dificultad que supone enfrentarse a nosotros. Hay que mantener esta actitud hasta el final, aunque se nos compliquen».

«Estamos manteniendo una regularidad a lo largo de todo el año. Los más regulares tienen el premio. Hemos tenido partidos muy complicados, pero los hemos conseguido sacar adelante. En estos nueve partidos hay que seguir siendo regulares, y ha poder ser jugando bien, pero sobre todo ganarlos. Dependemos de nosotros, y eso es algo fundamental. La presión la tienen los demás pero debemos estar siempre alerta», añade el central derecho que lleva jugados hasta la jornada 30 un total de 1.795 minutos.

«En Ipurua, somos fuertes»

El luso es consciente que la estadística en Ipurua es buena por su condición de fortaleza y por el apoyo de la afición, «sabemos que en casa somos muy fuertes, que tenemos a la afición con nosotros. Nos está ayudando mucho en los momentos difíciles. Hay que seguir manteniendo ese registro en casa porque te da mucha confianza, algo muy importante para los futbolistas». Considera que hasta la última jornada no se decide nada. Lo experimentó con el Lugo que se libró de la quema del descenso en el último partido. «Hasta el final se juegan muchas cosas y nadie gana de forma holgada. Ahora se notan más los pequeños detalles El equipo que falle lo tiene complicado para remontar, porque todo el mundo se está jugando mucho. El año pasado nos salvamos en la última jornada. Depender de nosotros mismos, es vital», explica al tiempo que destaca que el talento ofensivo del Eibar ha resuelto los problemas defensivos. «Hablamos entre nosotros de esta situación. Para un equipo que está primero no es muy normal recibir muchos goles pero ahora nos juntamos mucho más, defendemos todos. Aquí, trabajamos en bloque, cuando atacamos lo hacemos todos y cuando defendemos, también lo hacemos todos. Se está notando que somos más fuertes. Recibimos menos goles».

Jugar antes que los rivales

Tal y como está la clasificación en la cabeza, a Venancio le preocupa tanto el Almería como el Valladolid, pero también los que están más lejos, «porque si pierdes dos partidos, pierdes la ventaja. El Girona viene muy fuerte también. Hay que estar atentos, pero sabemos que si hacemos lo que tenemos que hacer, no dependeremos de nadie. Si ganamos no tenemos que mirar a nadie. Por eso ganar es el objetivo, aunque no todos pueden ganar».

Este domingo se presenta en Ipurua un Mirandés en racha, para Venancio es «más de lo mismo». Afronta un «partido complicado, completamente distinto a los que hemos jugado hasta ahora en casa. Sabe jugar, tiene chavales con calidad y tenemos que estar a tope para sacarlo adelante. Esta es una final». Hasta ahora han jugado antes que los rivales y Venancio admite que «se nota un poco la presión, no lo voy a negar. Cuando juegas antes y ganas metes presión al resto. Cuando juegas después vas más obligado, pero es que es obligado ganar siempre. Es mejor jugar antes para tú meter la presión».