Eibar

Los heridos hospitalizados tras ceder una valla en Ipurua no revisten gravedad

Félix Morquecho

Uno de los seguidores más afectados sufre una fisura en el escafoides de la mano

J.A.REMENTERÍA

Catorce aficionados del Sevilla, de los cuales ocho fueron trasladados al Hospital de Mendaro por la DYA, sufrieron heridas y contusiones al romperse la valla de la Tribuna Gol Oeste en la celebración del 0-2. Estos datos fueron facilitados por la directora gerente de la entidad armera Patricia Rodríguez que, junto a la presidenta del Eibar, Amaia Gorostiza, estuvo en todo momento junto a los heridos y los servicios sanitarios que desempeñaban su labor. La mandataria armera y el jefe de los servicios médicos del Eibar, una vez concluido el partido, acudieron al centro sanitario para saber el estado de los heridos.

Afortunadamente no hay que lamentar ningún diagnóstico de gravedad, salvo cortes y fuertes contusiones en tobillos, rodillas y manos. El Sevilla anotaba en el minuto 58 su segundo gol gracias a Éver Banega y en la celebración del argentino, el futbolista se acercó a la zona de la grada visitante en la que se encontraban los aficionados sevillistas. La avalancha en esa ubicación provocó que una valla cediera y que se produjeran algunos heridos, que tuvieron que ser atendidos por las asistencias del estadio. De hecho, los servicios médicos del Eibar y del Sevilla acudieron rápidamente a la zona para tratar de ayudar. El partido estuvo detenido por espacio de seis minutos y medio. El presidente del Sevilla, José Castro Carmona, y el director deportivo del club hispalense, Joaquín Caparrós, también se acercaron a conocer el estado de los heridos.

También respondió a la perfección la afición armera, preocupada en todo momento por los afectados. De hecho, los heridos fueron despedidos con una ovación mientras eran trasladados en camilla hacia el interior del estadio. Lo ocurrido no solo impidió a los afectados disfrutar del final del partido, tampoco podrán aprovechar el día de hoy para disfrutar del entorno. Y es que como señaló el jefe de prensa del Sevilla, muchos de ellos querían aprovechar para pasar aquí el fin de semana.

Una vez superados los momentos de tensión, la zona afectada de la Tribuna Gol Oeste fue acordonada por miembros de la Ertzaintza y del servicio de seguridad contratado por el Eibar. Amaia Gorostiza, los consejeros y empleados del Eibar estaban afectados por esta circunstancia. Incluso Mendilibar quiso mandar un mensaje de ánimo a los heridos en la rueda de prensa posterior al encuentro.

El club también dejó en su cuenta de Twitter unas palabras de aliento para los sevillistas: «Deseamos de corazón un rápido restablecimiento a los aficionados del Sevilla contusionados hoy en Ipurua y esperamos que puedan regresar con normalidad a sus hogares. ¡Un fuerte abrazo para todos!».

Una vez sabido que ninguno de los heridos reviste gravedad, la preocupación en la entidad armera la provoca la decisión que pueda tomar la Liga de Fútbol Profesional al respecto. Y es que el hecho es claro, una valla metálica venció por el peso de la avalancha de los seguidores nervionenses.

No es la primera vez

No es la primera vez que Ipurua sufre un suceso de este calado. Cuando el Eibar jugaba en Segunda, en un partido ante Osasuna, un muro de la antigua Tribuna Gol Este se desplomó. La razón fue la misma, una avalancha en la celebración de un gol por parte de los seguidores osasunistas. También hubo algunos contusionados.

La Tribuna Gol Oeste donde ha sucedido esta incidencia va a ser demolida durante esta temporada. Esta grada va a sufrir una modificación, una ampliación contemplada dentro del proyecto de remodelación de Ipurua.

Por suerte, al final todo quedó en un gran susto que cortó la respiración por espacio de seis minutos a los asistentes al estadio de Ipurua. Aunque las imágenes quedarán ahí y lo sucedido, seguro que tendrá consecuencias.

 

Fotos

Vídeos