SD Eibar

Calavera recibe el alta médica tras cinco largos meses de baja

DV

Llegó la noticia más esperada para Jordi Calavera. Tras cinco meses recuperándose de una rotura en el recto anterior del cuádriceps de la pierna izquierda, el catalán recibió ayer el alta médica que le permite despertarse de una pesadilla que parecía no tener fin. Todavía le queda un largo camino por delante para volver a sentirse futbolista, ya que es complicado que le dé tiempo a ponerse en forma para poder debutar en el escaso mes de competición que resta. Sabe que lo importante es dejar atrás la colección de lesiones que ha ido reuniendo desde que se estrenó en el primer amistoso del pasado verano ante el Tudelano y que le han impedido jugar más que el partido de Copa ante el Sporting, en el que se rompió nada más empezar.