Ríos Reina, durante un entrenamiento en Atxabalpe. / ASKASIBAR

J. A. Ríos Reina | Jugador de la SD Eibar «Me atrae mucho el reto de subir a Primera con el Eibar»

«Debemos ser regulares, puedes ganar o perder, pero hay que saber mantener la tranquilidad jornada a jornada»

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Como recién llegado que es, José Antonio Ríos Reina vivió desde la distancia el 'Alcorconazo' sufrido por el Eibar la temporada pasada y, aunque él también sufrió la decepción de quedarse sin poder disputar el playoff de ascenso con la Ponferradina, donde ha militado en las seis últimas temporadas, entiende que hay que aparcar el pasado para centrarse en el ilusionante reto que se le presenta en la escuadra armera. Eso es precisamente lo que le ha convencido para elegir Ipurua por encima de otros destinos que tenía encima de la mesa.

– Tras dos semanas ya como integrante del plantel azulgrana, ¿cómo está siendo su adaptación?

– Bien. Por ahora vamos bien, poquito a poco. Llevamos dos semanas y, aunque los inicios de pretemporada siempre son duros, y más cuando llegas nuevo a un equipo, el ambiente de trabajo es genial y la adaptación está resultando muy sencilla, porque tanto el cuerpo técnico como los compañeros están esmerándose en hacerlo todo muy fácil para los que llegamos.

–Entre sus numerosos equipos destaca su paso por el Anorthosis Famagusta de Chipre, en el 2016. Vamos, que no le cuesta hacer las maletas.

– Hace tiempo que me adapté a estar fuera de casa. Estuve en Chipre, pero a los seis meses me volví. Se vive muy bien. Cada uno se busca la vida como puede y si tienes que hacer las maletas para salir pues se hacen.

–Tendría referencias del Eibar, pero ¿qué es lo que más te ha sorprendido?

– Conocía al Eibar porque todo el mundo lo conoce ya de su gran paso por Primera. Estoy muy contento con el recibimiento. Un club muy cercano,

–Hablaría con Enrich.

–Hasta que no firmé no hablamos. Me dio la enhorabuena y me dijo que no tenía ninguna duda de que iba a estar a gusto aquí y por ahora está siendo así.

–Los inicios de pretemporada son siempre tediosos y con el riesgo de lesiones siempre presente. ¿Cómo lo lleva?

– Estamos haciendo entrenos fuertes como siempre en pretemporada para coger el ritmo y prepararnos lo mejor posible para llegar fuertes al inicio, porque todos somos conscientes de lo importante que es empezar bien.

Pensar en el presente

«Aunque fue un palo muy duro, hay que olvidar lo ocurrido en Alcorcón y centrarnos en lo que viene a partir de ahora»

–Fue el primero en llegar, reconoció Palacios le tenían enfilado desde hace tiempo. ¿Cómo se fraguó su fichaje?

–Fue algo que se solucionó rápido, en apenas dos días desde que llamaron. No tuve que pensármelo mucho, porque el reto de subir con este equipo me atrae mucho.

–En su presentación dijo que el proyecto del Eibar era serio y fiable, aunque otros clubes con aspiraciones similares también le tenían en tu agenda. ¿Qué argumentos le convencieron más?

–El trato que me dieron y el cariño con el que me trataron me llegó enseguida. Tuvimos ese 'feeling' que te hace no dudar. Apostaron por mí y yo aposté por venir.

–¿Ve resquicios de duelo en la plantilla por lo sucedido en Alcorcón?

– Desde fuera se vio como un palo muy gordo. Es duro, pero el fútbol es así. Es mejor olvidarlo ya, no sirve de nada estar lamentándose y pensar en la temporada, que va a ser muy dura y estamos todos muy concienciados de que tenemos que ir poco a poco, centrados en lo que nos viene, que va a ser muy complicado.

–Si el año pasado fue complicado, ahora con los tres descendidos de Primera...

– La Segunda División es muy competitiva y el Eibar lo ha comprobado en sus carnes. Puedes ganar o perder en cualquier momento, y por eso hay que mantener la tranquilidad y tratar de ser lo más regulares posible.

–En la Ponferradina alcanzar los play off era una ilusión más que una obligación. Aquí en cambio, la exigencia aquí es la que es.

– Y lo sabemos, pero el primer objetivo es prepararnos bien para conseguir empezar con buenos resultados y luego ir paso a paso.

–¿Qué sensaciones le ha transmitido Garitano?

– No le conocía. Llevo unos pocos días trabajando y estoy teniendo unas sensaciones muy buenas, porque veo que es un técnico muy cercano que trata a todos los jugadores por igual. Confiamos mucho en él y en el grupo que estamos formando y vamos a pelear juntos por conseguir los objetivos.