S.D. Eibar

Asier Riesgo: «Tener dos equipos de Gipuzkoa en Primera es un lujo y un orgullo»

Asier Riesgo, ayer en las instalaciones de Atxabalpe./ASKASIBAR
Asier Riesgo, ayer en las instalaciones de Atxabalpe. / ASKASIBAR

Ante la posibilidad de que éste sea su último derbi, el meta debarra no esconde su ilusión por que el Eibar logre su primer triunfo en Anoeta

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZEIBAR.

A sus 35 años, Asier Riesgo (Deba, 1983) vuelve a Anoeta sin saber si tendrá la oportunidad de seguir viviendo en activo derbis como el del domingo en Anoeta. Sabe y asume que, salvo sorpresa, le tocará apoyar desde el banquillo, pero los catorce partidos que ha jugado esta temporada le han devuelto las ganas de seguir. El Eibar aún no se ha dirigido a él para plantearle la renovación de un contrato que expira en junio.

- Estamos ya en vísperas del derbi ante la Real. ¿Qué sentimientos le despierta volver a Anoeta después de tanto tiempo?

- Ir Anoeta siempre es especial. Mis inicios fueron allí, conozco a mucha gente y, aunque ya no queden muchos con los que coincidí, siempre me resulta especial volver.

- Le tocó quedarse en el banquillo en la primera vuelta y todo apunta que también verá el partido del domingo desde ahí.

- Hay que asumirlo y ayudar desde dónde me toque.

- ¿Qué partido espera?

- Creo que será complicado para los dos equipos. Este año, a la Real le ha costado sacar los partidos de casa, pero es un muy buen equipo, con grandes jugadores y todo apunta a que será un choque muy igualado. Espero que podamos hacer nuestro juego y competir como lo hemos hecho hasta ahora.

- Certificar la salvación allí sería...

- Muy bonito. Seguro que habrá un ambiente buenísimo, porque irá mucha gente de Eibar.

- Con los dos equipos en tierra de nadie, ¿no se antoja un derbi un poco descafeinado?

- Espero que no. Es verdad que le puede faltar algún aliciente, pero para nosotros los tiene todos. Vamos con toda la ilusión del mundo por certificar nuestro objetivo y ellos querrán seguir tirando para arriba. Me gustaría que hubiera un ambiente bonito. Tener dos equipos de Gipuzkoa en Primera es un lujo, pero sobre todo un orgullo y tenemos que disfrutarlo. Nadie sobra, todos sumamos.

- Al Eibar le falta un punto para certificar la salvación, pero para la Real se antoja escaso objetivo conformarse solo con la permanencia. ¿Quién cree que llega con más obligaciones?

- Más que como obligación lo tenemos que ver como que es muy especial ganar, porque es un derbi y por tanto, no es un partido más, es un partido diferente. Queremos conseguir la salvación cuanto antes y dado que aún no hemos ganado allí, que Anoeta se nos resiste, tenemos muchas ganas.

- El Eibar acudirá plagado de bajas. ¿Cómo se está preparando el equipo para solventarlas?

- A lo largo de la temporada siempre suele haber este tipo de rachas de lesiones y bajas, pero nos han tocado muchas de golpe justo ahora. Tendremos que tirar con lo que tenemos, que para eso disponemos de una plantilla de 22 jugadores.

- Los datos y los hechos corroboran la trascendencia de Ramis.

- Aparte de la experiencia que tiene, técnica y tácticamente es buenísimo. Quizás sea el mejor central con el que he jugado. Es muy bueno y es normal que se note cuando está ,y cuando no. Su salida del campo en Madrid trastocó todo el equipo, tuvimos que cambiar el plan por completo y volvimos con mucha rabia porque veíamos que podíamos sacar algo.

- Concluye contrato el próximo mes de junio. ¿Puede ser su último derbi?

- No lo sé ni yo. Tampoco quiero ver más allá. Cuando acabe la temporada y vea lo que piensa el club, entonces tomaré una decisión. No estoy muy agobiado en ese aspecto.

- Pero, ¿no le han llamado para hablar de su renovación?

- No, no he hablado con ellos de nada. Como hasta ahora no nos hemos salvado matemáticamente...

- ¿Se ve en condiciones de seguir?

- Al principio de temporada veía éste como mi último año. Aunque físicamente me sentía bien, mentalmente no me veía tan entero. Pero me ha tocado jugar, me he encontrado muy bien y eso me ha dado el gusanillo de poder seguir. Estar en el campo me ha dado fuerza.

«Jugar me ha servido para reencontrarme, necesitaba este 'chute' de confianza»

«Anoeta se nos resiste por ahora, pero sería muy bonito certificar allí la permanencia»

- De jugar un partido en el pasado ejercicio, a disputar catorce en esta campaña, casi media temporada. ¡Bonita diferencia!

- La verdad es que sí. Me ha servido para reencontrarme conmigo mismo. Cuando no juegas siempre te entran dudas y este año he visto que me veía fuerte. Necesitaba este 'chute' de confianza para seguir aportando al equipo.

- Yoel se fue porque veía que no iba a jugar. ¿Pensó usted en hacer lo mismo?

- No, para nada. Conociendo a Mendi, si nos hubiéramos quedado los tres probablemente nos habría ido turnando entre la grada y el banquillo. Es lo que tiene el fútbol, que cambia muy rápido. En el puesto de portero solo juega uno y hay que aceptar las cosas como vienen. Hay que saber esperar. Todos pasamos por circunstancias y tienes que intentar sacar conclusiones que te sirvan para sobrellevar la situación y a empatizar con el que no juega cuando tú sí lo haces.

- Aún queda mes y medio de competición, pero ¿cómo valoraría la campaña del equipo?

- Es verdad que en las dos anteriores los de abajo no apretaban tanto y este año ha estado todo muy igualado. Por tanto, hay más tensión. Se ha visto que cualquiera puede ganar a cualquiera y eso ha hecho que sea más dura, pero al mismo tiempo también más bonita. Ha costado mucho sumar puntos, aunque hemos competido muy bien. No hemos tenido tanta recompensa como merecía nuestro juego.

- ¿Cuál sería el mejor final para esta temporada?

- Quedar a mitad de tabla y si pudiéramos volver a quedar el primero de los equipos vascos sería fantástico, pero está difícil.