Los jugadores del Eibar celebran con la afición el triunfo logrado ante el Tenerife que le va a permitir depender de sí mismo en la última jornada. / Askasibar

Eibar - Tenerife Todo por decidir en la última jornada

El Eibar hace sus deberes ante el Tenerife y recupera el liderato gracias al empate del Almería, pero se jugará el ascenso en Alcorcón

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

La fiesta no fue completa en Ipurua. El Eibar cumplió con su cometido de ganar al Tenerife y, aunque recuperó el liderato que perdió hace dos semanas gracias al sorprendente empate del Almería ante el Alcorcón, el Valladolid tampoco falló y los tres se jugarán las dos primeras plazas del ascenso directo en una última jornada no apta para cardíacos. Los armeros encararán el partido de clausura en Santo Domingo empatado a 80 puntos con los indálicos, que visitan al Leganés, y con dos de renta sobre los pucelanos, que reciben al Huesca, aunque dado que el empate a puntos con los blanquivioletas favorecería a los castellanos, la victoria en tierras madrileñas se antoja imprescindible para no quedarse con un palmo de narices.

Era un partido a tres bandas, porque aunque realmente la cita más trascendental además de la que se disputaba en Ipurua era la que acontecía en Ibiza, tampoco había que perder de vista lo que ocurría en Juegos del Mediterráneo entre el Almería y el Alcorcón, puesto que el Eibar tampoco renunciaba al primer puesto que ostentó durante 15 jornadas hasta la dolorosa derrota ante el Valladolid hace dos semanas.

Pero, obviamente, lo importante era certificar el ascenso, y para eso era imprescindible ganar y que los pucelanos no lo hicieran en Can Misses.

Gol pucelano en el minuto 1

Pero ni siquiera hubo opción se saborear esa posibilidad, porque a los escasos segundos de que el balón comenzara a rodar en el estadio armero, desde tierras ibicencas sobaba el gol del Weissman que ponía por delante al Valladolid, que añadía una mayor dosis de presión de la que ya tenían los azulgranas, que aún ganado no ascenderían directamente, pero que obviamente estaban más obligados a superar al Tenerife, porque el resultado en Ibiza les mandaba directamente a la tercera plaza.

Las mejores imágenes del partido.

Galería. Las mejores imágenes del partido. / Askasibar

Pero los de Garitano, que eligió a un Sielva que no había jugado ni un solo minuto desde el derbi ante el Amorebieta el pasado 13 de marzo para suplir la sensible ausencia de Javi Muñoz, así como a Correa para cubrir la vacante de Tejero en el lateral derecho, mantuvieron la calma que les faltó tanto ante el Valladolid como frente al Leganés, y tras un par de intentos infructuosos de Fran Sol, Stoichkov volvió a enfundarse la capa de héroe para lograr que el Eibar encarrilara su triunfo en casa.

Stoichkov, un héroe imparable

La superioridad del gaditano es tal que, aunque le salieron hasta cuatro jugadores al paso, a todos ellos les dijo hasta luego para adentrarse en el área tras recibir el balón que le regaló Sergio y adornó su acción con un remate con el exterior de su zurda que también superó con facilidad la salida de Soriano.

Lo más difícil ya estaba hecho, pero dadas las experiencias vividas a lo largo de esta campaña, todos en Ipurua tenían claro que un solo gol de ventaja no era suficiente renta para respirar con tranquilidad.

Y por eso mismo, el asedio de los azulgranas a la portería tinerfeña siguió siendo incesante, tanto antes de que se llegara al final de una primera mitad que terminó con las lágrimas de un Sielva desconsolado tras sufrir un pinchazo en la parte posterior de su muslo derecho, como al reanudarse el choque.

Porque por mucho que Ramis hiciera tres cambios tras el descanso para oxigenar a los chicharreros, el Eibar salió con la directa puesta para comerse vivo a su rival. Pero mientras las cuatro clarísimas oportunidades que dispusieron Fran Sol en dos ocasiones, Expósito y Corpas, lo que sí llegó fue el segundo tanto del Valladolid en Ibiza.

Pero los armeros, empujados por un Ipurua entregado a la causa, no cejó en su empeño y poco después de que el Ibiza recortara distancias en su feudo y de que el Alcorcón aguara la fiesta del ascenso que había preparada en Almería, un centro chut de Expósito que Chema no llegó a tocar, sí que le permitió recuperar el liderato antes de afrontar la última jornada en Alcorcón.

Las espadas están en todo lo alto, pero la presión es la misma para los tres aspirante. De locos.