Arbilla y Sielva celebran la victoria ante el Huesca en Ipurua. / ASKASIBAR

SD Eibar Arbilla, posible novedad para recibir al Zaragoza

El técnico armero, Gaizka Garitano no podrá echar mano de Toño en el próximo choque ante el conjunto maño por sanción

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

Gaizka Garitano ha programado cuatro sesiones de trabajo a partir de este martes para preparar el partido del sábado en Ipurua, a las 18.15 horas, ante el Zaragoza. La plantilla armera alternará entre Atxabalpe e Ipurua el trabajo planificado centrado en recibir al cuadro maño. En las filas del Eibar será baja para este choque el lateral izquierdo Toño por acumulación de tarjetas.

Garitano no podrá disponer de Toño para edificar la línea defensiva, pero todo apunta a que el experimentado Arbilla, con buenas sensaciones tras haberse recuperado de una lesión muscular en el bíceps femoral de su pierna izquierda. El pamplonés ha estado varias jornadas alejado de los terrenos de juegos, pero cabe la posibilidad de que sea una de las novedades de cara al próximo choque del conjunto armero. Garitano también podrá alinear a Stoichkov, quien también se perdió el último partido en La Rosaleda por el fallecimiento de su padre.

El Eibar depende de sí mismo para regresar a Primera División como ganador de la categoría. Para ello es vital que Ipurua se convierta en una arena romana y se consolide como el fortín armero. Los números le avalan, 17 partidos consecutivos sin perder en Eibar. Por delante cinco jornadas, tres de ellas en casa con Zaragoza, Valladolid y Tenerife, mientras que tendrá que viajar a Leganés y Alcorcón. Un panorama realmente interesante y que alimenta la esperanza para confiar en que el ascenso directo es factible. Sobre todo, tras la buena imagen proyectada en la última jornada en Málaga con victoria por 1-3 de los pupilos de Gaizka Garitano. Una de las claves es que el Eibar tiene fondo de armario, jugadores como Llorente, Rahmani, Fran Sol y Aketxe están aportando, se pudo ver en terreno andaluz.

El equipo ha superado la dudas generadas a raíz de la derrota en Ibiza. Ahora emana convencimiento en lo que hace. La confianza es imprescindible para luchar y creer en la victoria frente al Zaragoza, un triunfo vital para seguir manterse en lo más alto de la clasificación y fortalecerse de cara a la recta final de la temporada. No hay cabida al error. El más mínimo puede tener consecuencias de insospechadas dimensiones. La lucha por hacerse con uno de los boletos que da el pase directo a Primera está siendo exigente. Cabe recordar que el Eibar tiene en este momento el mismo número de puntos que cuando subió como campeón en la temporada 13/14. Es decir, con 71 puntos, tras jugarse las cuarenta y dos jornadas. Esta vez quedan cinco partidos para que la liga regular baje el telón. La conclusión es que habrá que llegar a los 80 e incluso superar este número para repetir la hazaña de hace unos años.