SD Eibar

Enrich da el susto en el victorioso estreno del Eibar

Sergi Enrich es ayudado a salir del campo por Xabi Valencia, este lunes en Leioa. /Askasibar
Sergi Enrich es ayudado a salir del campo por Xabi Valencia, este lunes en Leioa. / Askasibar

El menorquín se tuvo que retirar del campo a los pocos minutos de saltar tras un mal gesto en su rodilla derecha. Solo dos de los refuerzos participaron en el primer amistoso en el que los armeros se impusieron gracias a los goles de Kike García y Pedro León

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

El Eibar resolvió su debut de pretemporada ante el Leioa con una victoria cómoda lograda gracias a los goles de Kike García, el primero en estrenarse, y Pedro León. Sin embargo, el partido pasó a un segundo plano cuando Sergi Enrich tuvo que retirarse a los pocos minutos de haber saltado al campo en la segunda mitad debido a las molestias provocadas por un mal gesto que hizo con su rodilla derecha, la misma que se lesionó hace un año y medio. Todo parece haber quedado en un susto o esa es al menos la primera impresión que trasladó el propio jugador, pero la preocupación está ahí y habrá que ver cuál es su evolución.

Dado que Mendilibar es de los que no altera los planes que le funcionan se presentó en Sarriena con la decisión ya tomada de poner dos equipos diferentes en liza, para que los 22 elegidos para el estreno, pudieran disponer de un tiempo completo.

El único de los seis refuerzos contratados en lo que va de verano que actuó de inicio fue Roberto Olabe, que se escoró hacia el extremo izquierdo, una posición para la que ahora mismo el Eibar solo cuenta con Cucurella, hasta que el Barcelona diga lo contrario.

0 Leioa

Iturrioz; Ibargoien, Marc, Koldo, Stechina, Modrego, Hum, Iriondo, Yurrebaso, Abando, Cristian. También jugaron Madrazo, Gorka, Morci, Álvaro, Juaristi, Pradera, Vich.

2 SD Eibar

Yoel; Calavera, Ramis, Martínez, Cote; Pedro León, Diop, Miguel Marí, Olabe; Kike García y Nano Mesa. En la segunda parte jugaron Magunagoita (p.s); Rober Correa, Bgas, Cubero, Rubén Lobato; De Blasis, Escalante, Sergio Álvarez, Orellana; Asier Benito y Sergi Enrich.

Goles:
0-1, min. 12: Kike García, de disparo cruzado. 0-2, min. 30: Pedro León, tras una bonita acción personal que culminó con un potente disparo.
Árbitro:
Iñaki Bikandi, del colegio vasco.
Incidencias:
Gran expectación en Sarriena, cuyas gradas se llenaron en el estreno del calendario veraniego del Eibar.

El resto de las novedades más reseñables vinieron de la mano de Yoel Rodríguez, vuelta tras su infructuosa cesión del Valladolid, así como por la presencia de José Antonio Martínez, que formó pareja con Ramis en el eje de la zaga, y de Nano Mesa, que una pretemporada más debe intentar lucirse para buscarle el mejor acomodo posible. El que también pudo disfrutar de más minutos que en toda la temporada anterior fue Jordi Calavera, al que se le vio pleno de ganas.

Sin embargo, el primero en destacar fue Kike García, que se estrenó a lo grande al abrir el marcador a los doce minutos de juego gracias a un disparo que cruzó lejos del alcance de Iturrioz.

El conquense, que tan solo pudo apuntarse tres goles en lo 30 partidos en los que participó en la pasada campaña, demostró así que está dispuesto a pelear desde el primer minuto por convertirse en uno de los referentes armeros en la punta de ataque.

El Leioa quiso responder de inmediato y lo hizo marcando un gol que, sin embargo, fue anulado por el colegiado por fuera de juego de Yurrebaso. Ahí murieron las opciones del combativo equipo de Jon Ander Lambea, que vio cómo solo 15 minutos después, la calidad individual de Pedro León dejaba el choque visto para sentencia. El murcino se encargó de guisar una acción personal y que él mismo engulló ante el aplauso de todos los presentes por el sombrerito que le hizo a su marcador y por el potente disparo que coló en la portería local después de acomodarse el balón con el pecho.

Con el choque resuelto, Mendilibar dio entrada a su segundo equipo tras el descanso, y fue a los pocos minutos de la reanudación cuando se produjo el susto de la tarde, porque en eso parece quedarse el mal gesto en la rodilla que obligó Sergi Enrich a tener que abandonar el partido. El menorquín llegó a volver al campo tras ser atendido por las asistencias, pero al sentir molestias entendió que lo mejor era bajarse del tren para evitar males mayores.

Condicionado por esa ausencia, el cuadro azulgrana, este lunes de verde, siguió jugando con 10, sin sufrir apuro alguno pero también sin crear opciones.

«Hemos visto un poco del Eibar que queremos ver», dice Bea

Siguiendo la costumbre adquirida ya de años anteriores, Mendilibar cedió el testigo a Iñaki Bea para que fuera su segundo el que realizara las primeras valoraciones del primer test del verano. Para el de Amurrio resultó ser un «muy buen entrenamiento», y pese a que aún es pronto para sacar conclusiones, aseguró que «hemos visto un poco del Eibar que queremos ver».

Él se encargó también de transmitir un mensaje tranquilizador respecto a Sergi Enrich. «creemoas que se ha quedado solo en un susto producto de un mal gesto que ha realizado y se ha retirado por precaución. Las lesiones son lo que más tememos y lo que tratamos de evitar en la pretemporada».

Entre los seis fichajes, los dos fidelizados, y los tres jugadores del filial que se llevó, el de Zaldibar disponía de casi 30 efectivos entre los que elegir, de ahí que este lunes Esteban burgos, aquejado de un edema óseo en el tobillo, así como Tejero, Expósito, Marko, Arbilla, Charles, Cucurella y Paulo fueran descartados.