S.D. Eibar

El alto número de goles encajados, principal quebradero de cabeza

La defensa armera sufre de 'overbooking', y entre Mendilibar y la directiva tendrán que hacer descartes en los próximos días / ASKASIBAR
La defensa armera sufre de 'overbooking', y entre Mendilibar y la directiva tendrán que hacer descartes en los próximos días / ASKASIBAR

El conjunto de Mendilibar ha recibido 5 goles en los 4 partidos de preparación hasta el momento

ANDER CURIELEIBAR.

La pretemporada de la SD Eibar está llegando a su ecuador, y a tan solo 23 días para que eche a rodar el balón en Son Moix de manera oficial, el conjunto de Mendilibar todavía tiene algunas tareas pendientes para mejorar. La puesta de largo del equipo hasta el momento ha mostrado la capacidad de los guipuzcoanos de hacer gol.

En su estreno estival, los armeros le hicieron 2 tantos al Leioa, seguido de otros 3 al Amorebieta justo antes de viajar a Austria. Una vez en Kossen, los azulgranas han seguido sin arrugarse, anotando 2 tantos en el partido ante el conjunto Champions del Bayer Leverkusen y otros 5 al Kayserispor turco. La friolera de 12 goles en 4 encuentros, que hace promediar al equipo 3 goles por partido en lo que llevamos de pretemporada.

Las cifras arriba son sobresalientes, y demuestran que el Eibar llegará al inicio de la temporada con hambre y con sus delanteros entonados de cara a portería. Sin embargo, el aspecto negativo lo ha dejado la defensa del equipo.

De los 4 encuentros diputados, solamente ante el Leioa se ha mantenido la portería a cero. Con un total de 5 goles encajados, el equipo promedia más de un tanto en contra por partido. Algo que le condenó, por ejemplo ante el Bayer Leverkusen cuando los eibarreses iban 0-2 arriba en el marcador. O ante el Kayserispor, contra el que hasta el minuto 80 no terminaron de cerrar un partido que, a pesar de lo abultado del resultado final, no estuvo decidido hasta el 4-2.

A la espera de descartes

Mendilibar cuenta esta pretemporada con un exceso de activos atrás. Con Iván Ramis, Paulo Oliveira, Anaitz Arbilla, Esteban Burgos, Lobato y Jose Antonio Martínez, 6 jugadores disputarán dos puestos en el once inicial. Un claro exceso de equipaje en un equipo en el que Arbilla podría hacer de lateral, descongestionando un poco esa posición.

A pesar de todo, las circunstancias parecen indicar que al menos uno de ellos deberá abandonar el combinado armero este verano, y el mejor posicionado para hacerlo parece ser el portugués Paulo Oliveira.

La pasada temporada se suscitaron unos errores defensivos que costaron puntos al equipo. Unas actuaciones que pudieron mermar su confianza durante el resto de una temporada que no fue nada brillante para el defensor.

Oportunidades no le faltaron para demostrar su sitio en el equipo. De hecho, las constantes lesiones del recién renovado Iván Ramis, junto con la operación de rodilla de Anaitz Arbilla, le abrieron las puertas de la titularidad tras comenzar el año disputando tres de los diez encuentros jugados hasta casi finales del mes de marzo.

Con las recientes incorporaciones de José Antonio Martínez, Lobato y Esteban Burgos y la renovación de Iván Ramis, parece poco probable que cualquiera de ellos deje la dinámica armera este verano.

Por su parte, Oliveira cuenta con contrato con el Eibar hasta el 30 de junio de 2021, por lo que el club vasco podría buscarle una salida este verano esperando sacar beneficio.