La afición eibarresa no escatima esfuerzo alguno. / Askasibar

S. D. Eibar La afición armera madruga para estar con su equipo en Leganés

300 seguidores repartidos en 5 autobuses viajan con la confianza de regresar con la victoria

J. A. Rementería
J. A. REMENTERÍA

La afición del Eibar se ha movilizado, algo de 500 seguidores estarán en la grada de Butarque esta noche a partir de las 21.00 horas para animar a los de Gaizka Garitano en su trascendental partido ante el Leganés. Un encuentro esencial en la lucha por el ascenso directo a Primera y en el que no le vale más que la victoria para depender de sí mismo en esa pugna con el Almería y Valladolid.

A primera hora de la mañana desde la calle Toribio Etxebarria han salido 300 seguidores repartidos en 5 autobuses fletados gratuitamente por el club armero. El resto de aficionados han apostado por viajar en vehículos particulares.

Había emociones, tensión ante lo que se está jugando el Eibar, pero también, confianza en lograr el triunfo. Este viaje es el más importante en número de la afición armera desde la temporada 14/15, en Primera, cuando fueron más 1.000 al Bernabéu para presenciar el duelo ante el Real Madrid y 800 en la penúltima jornada a Getafe.