S.D. Eibar

Los accionistas muestran su reparo a que la Ciudad Deportiva no esté en Eibar

Los accionistas del Eibar se dirigen a la reunión informativa de ayer/MORQUECHO
Los accionistas del Eibar se dirigen a la reunión informativa de ayer / MORQUECHO

Los asistentes a la primera reunión informativa evidenciaron su preocupación por la viabilidad en caso de descenso

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

La ubicación y el sostenimiento de la Ciudad Deportiva en caso de descenso del Eibar a Segunda e incluso a Segunda B fueron las principales inquietudes que mostraron los escasos accionistas que acudieron a la primera de las dos reuniones informativas que el club armero realizará antes de la Junta Ordinaria que se celebrará el próximo 24 de octubre.

Entre los apenas 20 asistentes a las aulas de formación solo hubo cuatro intervenciones, entre las que hubo quien resaltó que, ateniéndose a criterios técnicos y económicos, la opción de Areitio es la más idónea, mientras que los tres restantes, apelando a las emociones y otorgando prioridad a que el emplazamiento elegido esté en Eibar, sitúan los 5,5 millones más del coste de Azitain y el menor tamaño de las instalaciones en un segundo plano.

La participación más destacada y también la más tensa fue la de Miguel de los Toyos, que desde un inicio quiso dejar claro que acudía al acto en calidad de accionista y no como alcalde de la localidad, aunque le fue muy complicado separar los dos papeles. Tras poner por delante que ni él ni espera que nadie «dude de pucherazos ni tendenciosidades» por parte del Consejo por decantarse con claridad hacia la opción de Areitio, aseguró que «se ha hecho un trabajo con un enfoque equivocado», en el que únicamente se ha tenido una perspectiva empresarial y dijo que «este es el equipo de fútbol de la ciudad y debemos trasladar que es algo distinto a una empresa. Y este proyecto debería servir para subrayar eso. Somos capital de comarca y los servicios deben estar aquí».

Miguel de los Toyos apuntó que «el Eibar es el equipo de la ciudad y debe ser diferente a una empresa»

En su defensa hacia la opción eibarresa indicó que, pese a que cuesta más y tiene un campo menos «se logra una mejora sustancial con cualquiera de las dos propuestas, pero se priorizan las necesidades técnicas y la cifra de inversión».

La respuesta de la presidenta fue tajante. «Estamos pagando por utilizar siete instalaciones diferentes. Si 5,5 millones de diferencia son pocos, ¿Por qué no pone el Ayuntamiento la diferencia?», le cuestionó. «Queremos hacerlo en Eibar, pero no a cualquier precio», insistió. «Somos distintos a una empresa aunque lo hagamos en Areitio. Los accionistas van a votar la opción que quieran libremente y se hará la que elijan».

Toyos y ex el presidente de la peña Eskozia la Brava, Aitor Muniozguren, también cuestionaron la viabilidad del proyecto en caso descenso, a lo que Gorostiza contestó que «los 5,5 millones de diferencia dan para mantener las instalaciones 15 años».

Gorostiza le preguntó si el ayuntamiento «está dispuesto a pagar la diferencia»

En el momento más acalorado del debate, De Los Toyos sorprendió con una pregunta al aire. «Eibar garantiza que mientras no haya Ciudad Deportiva el Eibar tenga instalaciones para entrenar. ¿Mallabia garantiza que mientras se construye haya instalaciones?». Silencio total.

Y ante la acusación de que el patrimonio del Eibar quedaría fuera de Eibar, Amaia espetó que «los 20 millones que hemos invertido en Ipurua son patrimonio de la ciudad de Eibar y los paga el Eibar».

La principal queja de Josu Sarasua f ue que el proyecto de Areitio se ha presentado «como un caballo de carreras y Azitain como un burro viejo».

Más

 

Fotos

Vídeos