Eibar

Yoel vuelve a escena por la puerta grande

Yoel desvía un remate en Mestalla ante la mirada de su compañero Rubén Peña y del valencianista Guedes./MOISÉS CASTELL
Yoel desvía un remate en Mestalla ante la mirada de su compañero Rubén Peña y del valencianista Guedes. / MOISÉS CASTELL

El gallego se erigió con paradas decisivas en el gran protagonista del partido que supuso su reaparición diez meses después de su lesión

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

Yoel Rodríguez está de vuelta con la misma determinación e idéntica seguridad que antes de que se destrozara la rodilla mientras se entrenaba en solitario para preparar una temporada llamada a ser la suya. 316 días después de escuchar un chasquido que le dejó helado en pleno verano en Pontevedra, el meta gallego dispuso de la primera oportunidad de volver a vestirse de corto para ocupar la portería que durante toda la campaña ha estado habitada por Dmitrovic. En solo 45 minutos dejó patente lo que la larga lesión le ha impedido ofrecer, su gran calidad.

Yoel fue el principal culpable de que el Eibar se marchara de Mestalla con un valioso punto en el bolsillo gracias a tres grandes intervenciones que impidieron al Valencia llevarse el ansiado triunfo que le garantizara su plaza en la próxima Liga de Campeones. El gran trabajo de sus compañeros le permitió vivir una primera parte relativamente plácida el día que reaparecía en el estadio del que salió para convertirse en jugador armero. Pero tras la reanudación, su figura emergió como lo hizo en tantas ocasiones la pasada campaña.

Yoel Rodríguez

DNI
nació en Vigo el 28 de agosto de 1988. Tiene 29 años.
Inicios
recorrió todas las categoías inferiores del Celta hasta que en la temporada 2009-10 se convirtió en jugador del primer equipo .
Portero revelación
tras una cesión al Lugo de por medio (12-13), regresó al club celeste, donde se ganó la confianza de Luis Enrique.
Del Valencia al Eibar
después del adiós del asturiano fue cedido y más tarde adquirido por el Valencia, que primero lo prestó al Rayo y luego al Eibar, que lo fichó en mayo para dos temporadas.

Guedes fue el primero en ponerle a prueba, sin sorprender al vigués. Sin embargo, le tocó al rapidísimo Rodrigo Moreno salir peor parado del brioso retorno del portero armero, que le desvió con la punta de los dedos un remate cruzado cuando se colaba y poco después repelió otro disparo desde la frontal del área que también iba con la intención de convertirse en gol.

Como no podía ser de otra forma, Yoel no consiguió borrar la sonrisa de su cara después de un regreso que, sin llegar a compensar todos los días de sufrimiento padecido, al menos le hace ver su futuro con optimismo. «Estoy contento con el punto y por haber vuelto a jugar», manifestó al término del partido que puso fin a diez largos meses de inactividad en los que se ha sentido plenamente apoyado. Una de sus pretensiones era «que la gente viera que estoy bien, con confianza», demostrar, como él mismo había recalcado esta semana, que «ningún equipo tiene la competencia del Eibar en la portería».

Problema en ciernes

Está por ver si el gallego vuelve a relegar a Dmitrovic al banquillo este sábado (13.00 horas) en Girona o si Mendilibar tiene el mismo alarde de generosidad con Asier Riesgo, quien lleva toda la temporada sin jugar pese a que ha estado siempre disponible.

Es innegable que el conjunto armero cuenta con tres porteros de plenas garantías, pero esta situación genera un posible problema para la próxima campaña. De hecho, el club asume que alguno de los dos metas llamados a competir por la titularidad abandonará la entidad este verano. Incluso teme que Riesgo también opte por cambiar de aires porque el debarra, a sus 34 años, quiere cerrar su extensa carrera sobre el césped, no en la grada. Hará falta mucha mano izquierda para resolver este asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos