SD Eibar

Vuelta a empezar con un abismo de distancia

Ramis pelea con Charles en el entrenamiento en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO
Ramis pelea con Charles en el entrenamiento en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

El Eibar abre la segunda vuelta del campeonato ante su primera víctima de la temporada con 16 puntos de ventaja respecto a los boquerones

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Cinco meses después de que el Eibar conquistara su primera victoria de la temporada en la jornada inaugural en La Rosaleda (0-1), la escuadra armera se vuelve a cruzar en el camino de un Málaga hundido casi sin remisión en la tabla. Desde que los armeros propiciaran la primera decepción para los boquerones, los sinsabores y la angustia se han ido apoderando del club blanquiazul, que se ve a siete puntos de la salvación y a nada menos que 16 de los azulgranas. Una distancia abismal que permite descartar a los malacitanos como rivales directos.

No es más que otra prueba que refleja que el dinero no da la felicidad. Los cerca de 70 millones de presupuesto que manejan los malacitanos, casi el doble de las históricas cifras que recientemente han aprobado los accionistas del Eibar, les obligaba a marcarse objetivos ambiciosos de cara a este ejercicio. Sin embargo, el capital invertido no ha tenido su reflejo en el césped y tras acumular el segundo peor registro de todos los equipos del grupo, están obligados a afrontar una segunda fase de la competición a la desesperada, depositando todas sus esperanzas en la figura de José González, recién llegado tras una destitución de Míchel que ha tardado más de lo previsible en producirse.

Pese a que en el tramo inicial del campeonato Eibar y Málaga padecieron apuros clasificatorios similares, las trayectorias divergieron tras el poderoso arreón protagonizado por los armeros justo después de tocar fondo en la undécima jornada en Anoeta. Fue allí precisamente donde los malacitanos se apuntaron el último de los tres escuetos triunfos que atesora en su casillero, pero mientras que los dirigidos por Mendilibar han sido capaces de sumar 20 de los últimos 24 puntos en disputa, los hasta ahora comandados por el histórico exmadridista apenas han podido llevarse a la boca un punto que no sirve para alimentar ninguna esperanza de salvación.

Es difícil hacerlo peor. De hecho, el cuadro andaluz no solo es el menos realizador de la categoría, sino que también han cruzado el ecuador de la competición atesorando un peor gol average particular respecto a todos los rivales directos a excepción del Deportivo de la Coruña, que aun compartiendo plazas de descenso, cuentan con cinco puntos más que los blanquiazules.

Se agarran como un clavo ardiendo a una victoria en Ipurua que les permita seguir soñando con mantener una categoría a la que llegaron por última vez hace nueve años cuando ascendieron gracias a un triunfo ante el Tenerife (2-1). Les queda 19 agónicas jornadas por delante para lograr un milagro que ningún equipo que solo haya sumado 11 puntos en la primera vuelta ha conseguido llevar a cabo.

11 días para fichar

Y por si esto fuera poco, tan solo le restan 11 días de mercado invernal para fichar los refuerzos que necesita para tratar de salir del pozo y, por ahora, ya ha recibido las calabazas del centrocampista argentino Ricardo Centurión y el pivote francés Toulalan, que recientemente ha rescindido su contrato con el Girondins de Bourdeos, también ha dejado entrever que ni se plantea la posibilidad de recalar en el Málaga.

Todo ello en medio de una situación económica cuando menos peliaguda peliaguda. El equipo de Martiricos dispone de un escaso margen de maniobra después de haber dilapidado el dinero este verano en fichajes que no están funcionando o que como en el caso de Cecchini, que costó 4,7 millones de euros, han tenido que salir cedidos en las últimas fechas debido a su bajo rendimiento en los entrenamientos.

La dirección deportiva del Eibar, en cambio, ya ha hecho prácticamente todos sus deberes en este sentido y la plantilla sigue con la moral por las nubes pese a perder ante el Atlético y deseosa de poder retornar a la senda del triunfo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos