SD Eibar

Pedro León y Alejo, cerca de reaparecer

Zapico, utillero, espera a que Pedro León se ate la bota ante la mirada de Iván Alejo. / F. MORQUECHO
Zapico, utillero, espera a que Pedro León se ate la bota ante la mirada de Iván Alejo. / F. MORQUECHO

El murciano ha comenzado a realizar carrera continua y el pucelano pudo completar ayer la mitad de la sesión con sus compañeros

LETIZIA GÓMEZ EIBAR

. Los brotes verdes que empezaron a germinar en la pasada jornada ante el Deportivo de la Coruña parecen haberse trasladado también a las instalaciones de Atxabalpe, donde ayer se pudieron percibir claros visos de evolución en los procesos de recuperación de Pedro León e Iván Alejo. Ambos se vistieron de corto y saltaron al césped para realizar diversos ejercicios que permiten albergar esperanzas de una pronta reaparición.

Los signos más positivos llegaron de la mano del extremo pucelano, que el pasado 9 de septiembre sufrió una espeluznante lesión en su rodilla izquierda que finalmente se saldó con una rotura parcial de la cápsula de su menisco. El joven llegado este verano procedente del Alcorcón completó junto al resto del plantel la primera media hora de la sesión de ayer y, aunque aún sigue evitando cualquier tipo de contacto físico, sí que se le pudo ver participando activamente en el calentamiento y en los rondos posteriores.

Después se puso en manos del readaptador del equipo para seguir realizando unos ejercicios más específicos para fortalecer su rodilla y se pudo comprobar que su rodilla responde bien a las exigencias, lo que permite especular con que su vuelta al equipo pueda producirse en unas pocas semanas, mejorando incluso ese plazo de dos meses que los servicios médicos establecieron para su recuperación.

En cualquier caso, toda precaución es poca y Mendilibar lo sabe. Lograr que Iván Alejo deje atrás la lesión es una cosa y que el extremo adquiera el ritmo de competición es otra, por lo que todo apunta a que su posible retorno se haga de forma paulatina, sin precipitaciones y sin correr el riesgo de una posible recaída.

De modo que si todo marcha según lo previsto, el de Valladolid podría estar de vuelta para el choque ante el Betis, justo después del nuevo parón liguero que llegará tras el derbi ante la Real Sociedad, que se disputará el próximo 5 de noviembre (18.30 horas) en Anoeta. Aunque es más que posible que el técnico prefiera no apurar y que opte por esperar al siguiente derbi vasco frente al Alavés, previsto para el fin de semana del 25 y 26 de noviembre.

Su inclusión en el equipo supondrá un importante espaldarazo de cara a las importantes jornadas que el Eibar afrontará desde esa fecha hasta cruzar el ecuador liguero, puesto que le esperan cuatro duelos en casa ante Espanyol, Valencia y Girona, estos dos de forma consecutiva, y frente al Atlético de Madrid en el cierre de la primera vuelta, y dos salidas a Getafe y Las Palmas, sobre el papel algo más asequibles que las realizadas hasta ahora.

Pedro recupera la sonrisa

Algo más habrá que esperar para volver a ver a Pedro León vestido de azulgrana, pero solo el hecho de que ayer se le pudiera ver realizando carrera continua y varios ejercicios junto al readaptador resulta ilusionante, porque hasta ahora había permanecido recluido en el gimnasio. Todo parece indicar que las dos infiltraciones con plasma rico en factores de crecimiento a las que ha sido sometido en las últimas semanas están ofreciendo el resultado que se buscaba y, a falta de recibir la tercera y última sesión del tratamiento, la sonrisa ha vuelto al rostro del murciano.

El que fuera el segundo máximo anotador de la pasada temporada confía en que el calvario que está viviendo desde que en verano fuera operado de su rodilla izquierda sin que se informara hasta dos meses después termine en un plazo que podría rondar el mes y medio. El caso es que el de Mula fue intervenido de una plica sinovial y se realizó además una resección del alerón rotuliano externo en la rodilla izquierda que, lejos de hacer desaparecer sus molestias, las intensificó hasta tal punto que no ha podido entrenar hasta que ayer dio los primeros pasos que evidencian su recuperación.

'Fichajes' esperanzadores

Con estas dos 'incorporaciones', el Eibar vería reforzado de forma considerable su potencial y ofrecería a Mendilibar nuevas alternativas para solucionar el problema que se ha encontrado en el extremo derecho, donde ha llegado a probar hasta seis jugadores diferentes sin dar con la solución definitiva.

Y tras el portazo de la Liga para poder fichar un jugador que ocupara la ficha del lesionado Fran Rico, al club armero le quedaría aún la opción de recurrir al mercado invernal, donde probablemente removerá cielo y tierra para traer otro central que ayude a arreglar la inestabilidad que la línea trasera ha mostrado hasta que el domingo por fin acabó con su portería a cero.

Fotos

Vídeos