Unidos por un sentimiento doble

Seguidores de ambos equipos, juntos ayer en las inmediaciones de Ipurua./MORQUECHO
Seguidores de ambos equipos, juntos ayer en las inmediaciones de Ipurua. / MORQUECHO

Simpatizantes del Eibar y del Real Madrid se preparan para el partido de mañana en Ipurua. Coinciden en que la presencia en Ipurua de la «constelación de figuras» madridistas es una fiesta para la ciudad armera

J. A. R.EIBAR.

«El Eibar y el Real Madrid son un sentimiento». Así lo confiesan bajo el escudo del club armero que preside la frontal en la que confluyen la Tribuna Este y Norte de Ipurua una docena de aficionados y simpatizantes del Eibar y Real Madrid. Nos reciben con atuendos de ambos equipos, incluso exhiben con orgullo una bufanda en la que se puede leer la fecha grabada del 11 de abril de 2015, día memorable para ellos porque, por primera vez, como equipo en Primera División, el Eibar se presentaba en el Bernabéu. Llama poderosamente la atención que la gran mayoría son accionistas y abonados del Eibar, conocidos de sobra en la ciudad armera por su apoyo al equipo armero antes de llegar a la máxima categoría.

No todos los que acuden a la llamada de DV son miembros de la Peña Madridista de Eibar 95. Luis García sí pertenece a este peña, pero insiste en decirnos que es abonado de la entidad armera. «Para mí ser del Eibar refleja una filosofía, pero también ser seguidor del Madrid es un sentimiento. Siempre estoy a favor del Eibar cuando recibe al Real Madrid en Ipurua y, si es al revés, en el Bernabéu, estoy con el Madrid». Antonio Gallego, que es uno de los primeros en acudir a la cita, se expresa en los mismos términos. «Quiero ver al Eibar durante muchos años en Primera, así tendremos más oportunidades de ver en Ipurua al Madrid y al resto de equipos».

El amor al Eibar de Juan José Morcillo y Manolo Conde trasciende más allá de la visita de los merengues a Ipurua. Morcillo, conocido hostelero, propietario del bar Foxtter, lugar de animadas tertulias futboleras, fue técnico de las categorías inferiores del Eibar durante trece años y utillero del primer equipo durante tres campañas. Se expresa con profundo sentimiento. «Para mí, el hecho de que el Eibar se enfrente al Madrid en Ipurua es una fiesta, es un espectáculo de otra dimensión. La presencia de los grandes jugadores que tiene el Madrid genera expectación, sentimientos, la ciudad suele vivir una jornada especial».

«Quiero que el Eibar esté muchos años en Primera, era impensable pero ahora es una realidad» Juan José Morcillo, Hostelero

«Tenemos la oportunidad de ver a grandes jugadores, es una fiesta que venga el Madrid» Manolo Conde, Exutillero del Eibar

«Si el Madrid se jugara el título y el Eibar la permanencia, estaría con los eibarreses» Agustín Vaquero, Profesor jubilado

Viajes y lágrimas

Morcillo, pasado los cincuenta años, mira hacia atrás y confiesa que «desde mi infancia he seguido al Madrid, he viajado infinidad de ocasiones al Bernabéu y me gustaría estar este año en la final de la Champions League, pero de la misma manera que he seguido al Madrid también lo he hecho con el Eibar. He sufrido, he llorado y he acudido a partidos de promoción de ascenso. Tengo grandes amigos que han estado en el Eibar, directivos, empleados y jugadores. He realizado kilómetros y kilómetros en el autobús cuando estábamos en Segunda, y guardo muchos recuerdos inolvidables. Quiero y deseo de todo corazón que el Eibar siga muchos años en Primera, era impensable pero ahora es realidad bien contrastada».

Su compañero de fatigas en Ipurua, también como utillero, Manolo Conde, declara que «quiero lo mejor para el Eibar y la máxima expresión en este caso es la victoria. Me gusta el Madrid, le sigo, pero cuando se presenta aquí voy a tope con el Eibar. He conocido al Eibar por dentro, es un gran club que merece estar muchos años en Primera. Es una oportunidad para ver a grandes jugadores y un premio a un esfuerzo y a una labor bien realizada».

Agustín y Andoni Vaquero, padre e hijo, son otro ejemplo del binomio eibarrés y madridista. Agustín, que fue profesor de inglés en el Complejo Educativo de Eibar, es una enciclopedia de las historias del Madrid y del Eibar, seguidor incansable del equipo armero desde la época que se remonta a Tercera. Francisco Rodríguez, Ramón Losada y Adolfo López están con su Eibar, se decantan sin tapujos a favor de los hombres de Mendilibar. «Si el Madrid necesitara ganar para conseguir el título liguero y el Eibar para salvarse, no tenemos dudas, estaríamos a favor del Eibar». Muchos de estos eibarreses/madridistas recuerdan a los Aranegi, Arakistain, Gesala, Esnaola, Diego y Amutxastegi.

Ciriaco y Albéniz, dos eibarreses ilustres en la casa blanca

El fútbol eibarrés tiene lazos con el Real Madrid. En la primera década del siglo XX nacieron en Eibar dos ilustres figuras del madridismo. Se trata de Ciriaco Errasti, nacido en 1904, elegante defensa, que tuvo de compañeros en la zaga al mítico Quincoces y al portero Ricardo Zamora 'El divino'. Obtuvo dos Ligas, dos Copas y jugó en 1934 el Mundial de Italia con la selección española, siendo internacional en catorce ocasiones. Si Ciriaco Errasti perdura en el imaginario merengue, también figura quien llegó a ser entrenador Baltasar Albéniz 'El negro'. Nacido en 1905, fue jugador de la Real Sociedad, Alavés y Arenas de Getxo, pero en su faceta de técnico dirigió los destinos del Real Madrid en dos etapas, en 1946/1947 y 1950/1951. También se sentó en el banquillo de la Real Sociedad, 1960/1962, entre otros, y selección estatal en 1951/1952.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos