SD Eibar

Más que tres puntos en juego

Mendilibar dirige el entrenamiento en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO
Mendilibar dirige el entrenamiento en Atxabalpe. / FÉLIX MORQUECHO

Mendilibar admite que el de hoy es un «partido muy importante» para «recortar distancias», pero sobre todo «para coger confianza»

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

A ningún entrenador le gusta que se hable de finales cuando todavía quedan otros 28 partidos por delante, pero aunque José Luis Mendilibar negó que el compromiso de esta tarde ante el Levante lo sea, sí que admitió que afrontan una cita en la que hay mucho más que tres puntos en juego. Sobre la mesa está la posibilidad de recuperar la estabilidad emocional para empezar a enderezar el rumbo. «No es una final pero tiene su importancia. Llevamos unos cuantos partidos sin ganar y sería muy importante hacerlo ante un rival de nuestra Liga».

El técnico azulgrana es consciente de que un triunfo ante un rival directo supone matar dos pájaros de un tiro, un botín de lo más suculento para una escuadra que tiene su despensa desprovista de víveres. «Sería muy importante ganar para recortar distancias, pero sobre todo para coger confianza. En definitiva para volver a sentirse competitivos. «Colocarnos a un punto de ellos, que están en una zona tranquila en mitad de la tabla. Para nuestra cabeza supondría mucho. Nos haría ver que podemos ganar».

La falta de convicción ha sido un auténtico lastre para los armeros en las últimas semanas, pero algunos lances de la visita al Bernabéu, la buena imagen mostrada en el segundo tiempo del duelo copero ante el Celta y poder contar de nuevo con Capa, Dani García y Escalante les ha reconfortado el ánimo. «Poco a poco vamos mejorando. Hemos recuperado bien, volvemos a disponer de algunos jugadores que han estado tocados y estamos preparados».

«Para nuestra cabeza supondría mucho, nos haría ver que podemos ganar»

Durante esta semana se ha esforzado en transmitirles una idea clara. «Tenemos que jugar en campo del contrario, porque si lo hacemos en el nuestro, nos cuesta defender, siempre cometemos algún error que nos cuesta algún gol. Si hacemos diez centros será más fácil ganar que si metemos cinco».

Conoce bien al Levante, porque fue entrenador granota hace poco más de tres años, aunque «fue un ver y no ver» que solo duró ocho jornadas. Aún así, afirma que «normalmente tiene claro a lo que juegan. Se cierran bien atrás y salen al contragolpe a veces con muchos, pero en otras les basta con un par de jugadores. Si se adelantan en el marcador no es fácil darle la vuelta».

Fotos

Vídeos