SD Eibar

El Eibar, en busca de un central y un pivote

Entrenamiento del Eibar/ FÉLIX MORQUECHO
Entrenamiento del Eibar / FÉLIX MORQUECHO

El chileno podría llegar mañana para pasar el reconocimiento médico e incorporarse al trabajo pese a no poder jugar hasta enero

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Fiel a sus costumbres, el Eibar no va a oficializar la cesión de Fabián Orellana por parte del Valencia hasta que el chileno pase el reconocimiento médico y estampe su firma en el nuevo contrato, pero como anunció el propio club ché en un comunicado, el extremo sudamericano es a efectos prácticos nuevo jugador del conjunto armero. De hecho, se le espera de forma inminente, en principio para mañana mismo, cuando la plantilla se reincorpore al trabajo tras disfrutar hoy de su jornada de descanso semanal. Aún está por ver si se integrará al grupo nada más llegar o si empezará a entrenar la semana que viene, pero lo cierto es que el cuerpo técnico le espera con los brazos abiertos, porque la valoración de Mendilibar sobre este jugador es muy alta.

Orellana no será, sin embargo, el único fichaje que la entidad azulgrana realizará una vez que se produzca la apertura invernal, ya que según ha podido saber este periódico, la secretaría técnica está centrando sus esfuerzos en dar con un central vigoroso y un pivote de proyección ofensiva.

Pero para que puedan venir dos nuevos efectivos, hay que hacer hueco en el plantel, ya que no hay que olvidar que con la incorporación de Orellana ya se han cubierto las 25 fichas permitidas. Fran Rico cuenta con todos los boletos para que sea una de las que el Eibar vaya a dejar libre en diciembre y, para ello, está a la espera de recibir un informe médico que certifique que el gallego no va a estar en disposición de jugar en lo que resta de temporada.

Eso seguiría dejando al club azulgrana a falta de liberar otra licencia más y, en ese caso, se vería obligado a dar la baja a alguno de los componentes que arrancaron el campeonato. Pero con querer hacerlo no basta. Es preciso que el elegido esté dispuesto a marcharse a otro equipo a mitad de campeonato o lo que es más inverosímil, que acepte quedarse sin ficha y sin poder jugar.

Varios candidatos

Y es en este punto cuando empiezan las elucubraciones. Lo lógico es pensar que el candidato a dejar una plaza vacante esté entre los que, estando disponibles, han gozado de menos minutos y, por tanto, de menos confianza por parte del técnico. La lista estaría compuesta, por tanto, por Christian Rivera, que solo ha jugado 241 minutos repartidos en siete partidos (una media de 34 minutos en cada uno); Bebé, con 243 minutos en seis jornadas; Rubén Peña, que acumula 347 minutos en ocho partidos; y Alejandro Gálvez, que apenas ha participado en cuatro partidos y que ha perdido su sitio incluso frente a David Lombán, pese a que el de Avilés lleve menos minutos jugados.

La decisión no se antoja sencilla. Hasta ahora, los más señalados en este sentido tras la reaparición de Iván Alejo han sido Bebé y Rubén Peña. La banda derecha parece destinada al pucelano, que tendrá que competir después con Pedro León cuando, como se espera, pueda volver en febrero. La izquierda ha pertenecido a Inui, aunque Orellana parece llamado a pugnar por arrebatársela, lo que dejaría a los dos mencionados con menos oportunidades aún de las que han dispuesto hasta ahora. Gálvez también está en una situación muy comprometida porque es quizás el fichaje de los dos últimos años que menos ha cumplido con las expectativas, mientras que Rivera, que llegó como una apuesta de futuro, tampoco termina de asentarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos