S.D. Eibar

Dos técnicos que se piropean

Mendilibar endosa la «culpa» de la buena marcha del Girona a Machín y el soriano le da la «enhorabuena» por hacer del Eibar «un ejemplo a seguir»

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

Aunque el morbo y las rencillas venden más que los halagos y el buen rollo, nadie va a encontrarlo con José Luis Mendilibar y Pablo Machín, dos entrenadores que han conseguido convertir la mirra en oro. Dirigen con determinación dos equipos que nadie habría pensado que un día coincidirían en Primera y, aunque hoy cada uno tirará para su lado, se admiran mútuamente y no lo esconden.

Para el de Zaldibar buena parte del mérito de la gran campaña que está realizando el modesto equipo gerundense, que cuenta con el menor presupuesto de la categoría con 40 millones, lo tiene precisamente Pablo Machín, que aglutina a una plantilla que cree ciégamente en él. «El Girona lleva muchos años haciendo las cosas con el mismo entrenador. El míster tiene mucha culpa de lo que está haciendo el equipo. En una plantilla de 24 jugadores cuentan todos. El que juega los fines de semana y también el que entrena a diario. Si el que no juega, baja las manos, el que juega se va a ver fácil en la titularidad y bajaría su rendimiento».

Casi al mismo tiempo que el preparador armero lanzaba estos piropos desde Eibar, el preparador del conjunto blanquirrojo también se deshacía en halagos hacia el club armero y, en especial, hacia su técnico. «El Eibar ha de ser uno de los ejemplos en los que mirarnos. Llevan cuatro temporadas seguidas en Primera», remarcó el soriano, que tras recorar el descenso no consumado de los armeros en la primera campaña, indicó que «ahora es un equipo que ha tenido momentos en los que ha rozado Europa, ha crecido mucho tanto como a nivel de equipo como de institución, pero nos tenemos que ver reflejados en que hay que ser precavidos y no lanzar las campanas al vuelo. Nos viene bien su ejemplo porque la segunda vuelta de su primer año se le hizo larga. Los rivales se refuerzan y sacan los mejor, pero ojalá el Girona pueda seguir la estela del Eibar. También me fijo como entrenador en Mendilibar, le doy la enhorabuena y también se la daré en persona cuando lo vea».

«Ojalá que el Girona pueda seguir la estela del Eibar», destaca Pablo Machín

Ambos técnicos coinciden en subrayar la satisfacción que supone figurar en la zona noble de la clasificación, pero también inciden en avisar que «no nos podemos dormir» porque todavía «no hemos hecho absolutamente nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos