SD Eibar

El superviviente de la Liga

De ser considerado uno de los desahuciados en la primera vuelta, el Alavés disfruta de la salvación de la mano de Abelardo, su tercer técnico

L. G. EIBAR.

El Alavés se presentará hoy en Ipurua henchido de satisfacción y con 12 puntos de renta sobre un descenso que durante buena parte de la primera vuelta del campeonato pareció ser su destino irremediable. De caer al pozo más profundo de la tabla precisamente tras la derrota sufrida ante el Eibar el pasado 25 de noviembre, ha pasado abrazarse a una salvación virtual cuando aún faltan siete jornadas para el final. Toda una lección de supervivencia que le permitirá gozar de otra campaña más, probablemente de la mano de nuevo del 'Pitu' Abelardo, el tercer técnico que ha pasado este año por el banquillo albiazul y el único que ha conseguido enderezar un rumbo que parecía hasta la llegada del asturiano el 30 de noviembre.

La metamorfosis gasteiztarra bajo su batuta ha sido radical. Cuando tomó los mandos, el equipo vitoriano estaba moralmente destrozado, era colista con sólo seis puntos sumados en 13 ingratas jornadas y tenía al Deportivo, el equipo que marcaba la barrera de la permanencia a seis puntos. Ahora, 18 jornadas después, los babazorros han acumulado 29 puntos más tras obtener nueve triunfos, siete de ellos en Mendizorroza, y dos empates que le han alejado por completo del peligro.

Con Abelardo al frente, Mendizorroza pasó de ser un caramelo para los visitantes, a un fortín que solo el Betis pudo derribar el pasado el 12 de marzo.

Atrás han quedado los angustiosos momentos vividos por un Glorioso que pagó con un arranque nefasto sus experimentos en el banquillo. Quizás por aquello de que el argentino Mauricio Pellegrino había firmado una espectacular campaña en el anterior ejercicio, el Alavés se la jugó depositando su confianza en el debutante argentino Luis Zubeldia, que se fue por donde vino el 17 de septiembre tras cosechar seis derrotas consecutivas.

El club vitoriano volvió a romper moldes fichando al veterano técnico italiano Gianni De Biasi, que se estrenó con una ilusionante victoria en el feudo del Levante (0-2), pero que menos de mes y medio después fue fulminado precisamente tras la derrota ante los armeros.

La cordura la puso Abelardo, el artífice de la salvación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos