Solo queda por solventar la situación de Nano Mesa

No es ningún secreto que Nano Mesa está apurando sus últimas opciones para lograr que el Eibar acepte su cesión al Tenerife, pero el club chicharrero no acepta las condiciones económicas que según ellos exige el Eibar, porque quizás han olvidado que solo un año atrás la entidad azulgrana les pagó 3,2 millones por un jugador que en ningún momento ha logrado adaptarse aquí. Y además no lo disimula. Decepcionado por el curso de los acontecimientos, Nano escribió un elocuente mensaje en las redes sociales. «Qué pena», apuntó, si bien luego borró estas palabras y puso otras. «Todo lo que pasa, pasa por algo; y lo que no pasa, también». No juega porque no se implica en su trabajo como el resto de sus compañeros y lo que no puede hacer el Eibar es plegarse a sus deseos cuando hasta hace nada era el fichaje más caro del club.

Fotos

Vídeos