Solo un día de descanso antes de pensar en el derbi

La incontenible alegría con la que los jugadores del Eibar y los más de 5.000 seguidores armeros que ocupaban las gradas celebraron el segundo y definitivo gol de Charles denotan la tensión acumulada en este inicio de temporada. El calendario no otorga demasiado tiempo ni para lamentaciones ni para disfrutar de las alegrías, pero sí que es necesario tomarse una jornada de descanso para desprenderse del nerviosismo y recuperarse del esfuerzo realizado.

Por eso, Mendilibar les ha concedido un día de fiesta antes de afrontar las cuatro sesiones de entrenamiento que ha programado el técnico de cara al partido del domingo (18.30 h.) ante la Real Sociedad.

Fotos

Vídeos