S.D. Eibar

Sergio Álvarez apunta a sustituir a Dani García

Sergio Álvarez. / ARNALDO GARCÍA
Sergio Álvarez. / ARNALDO GARCÍA

El Eibar está a punto de hacerse con los servicios del mediocentro del Sporting de Gijón, que está negociando la rescisión del año que le queda de contrato

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ EIBAR

El Eibar está volcado en la búsqueda del centrocampista que afronte el duro reto de tener que cubrir la vacante dejada por Dani García y ha puesto sus miras y parte de sus esperanzas en la figura de Sergio Álvarez (Gijón, 1992), un joven gijonés de 26 años que ha militado durante toda su carrera en el Sporting, equipo en el que ostenta el brazalete de capitán. Su contrastada experiencia y su buen hacer al mando de la distribución del juego del equipo blanquirrojo pese a su juventud encajan a la perfección con el perfil que busca el club armero, que está a la espera de la negociación que el jugador está llevando a cabo para rescindir el año de contrato que le queda en Mareo para poder concretar su fichaje.

Lógicamente, un futbolista que a los 26 años ya acumula cuatro campañas en Primera y tres más en Segunda, en la gran mayoría de los partidos como titular, no pasa desapercibido para muchos equipos de Primera, por lo que el Eibar ha tenido que esquivar golpes que llegaban desde Getafe o Girona. Pero fue la irrupción del Alavés la que puso más piedras en el camino. El club albiazul contaba con la baza de tener en su banquillo a Abelardo, quien dirigió a Álvarez desde la temporada 2014-15, cuando el Sporting consiguió el ascenso a Primera, hasta que el técnico fue cesado en enero de 2017, el año en el que el club gijonés consumó su descenso a Segunda División.

Finalmente, el mayor interés del Eibar, el sólido proyecto que se le ofrece y la posibilidad de dar un gran paso de calidad en su carrera si logra hacer olvidar al ya excapitán armero, parecen haberle seducido más que la opción de reencontrarse con el entrenador que sacó a relucir sus mejores cualidades.

Lograr que Álvarez recale en Ipurua no es un capricho repentino para el Eibar. Desde que en Ipurua tuvieron claro que Dani García no seguiría en el equipo, el nombre del mediocentro sportinguista ya se incluyó en la lista de pretendidos. Con otro año más de contrato en Mareo, el ataque definitivo para lanzarse a por él dependía en gran medida de lo que sucediera en el playoff de ascenso a Primera, y el hecho de que el Sporting se quedara a las puertas de conseguirlo propició que Fran Garagarza se lanzara de lleno a tratar de cerrar una operación que parece cuestión de horas o de pocos días.

Apuntalar la plantilla

Esa es la pretensión de la entidad azulgrana, que está agilizando las gestiones para conseguir poner en manos de Mendilibar todos los refuerzos que necesita para apuntalar su plantel antes de emprender viaje a la localidad austriaca de Kossen, lugar elegido de nuevo para llevar a cabo el 'stage' veraniego.

Dado que el equipo armero afrontará sus dos primeros amistosos de pretemporada frente al Tudelano y la Real Sociedad con menos de una semana de entrenamientos en sus piernas, el preparador vizcaíno pretende incrementar el ritmo de trabajo en tierras tirolesas para empezar a recabar la información necesaria y determinar los descartes. Por eso mismo desea poder trabajar con todos los efectivos que tendrá a su disposición para encarar su cuarta temporada consecutiva en Primera División.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos