SD Eibar

Sergi Enrich acelera su recuperación en Menorca

Enrich golpea un balón en Atxabalpe./MORQUECHO
Enrich golpea un balón en Atxabalpe. / MORQUECHO

El delantero del Eibar se ejercita en su ciudad natal junto al preparador físico Alain Gandiaga y al fisioterapeuta Xabi Moreno

Letizia Gómez
LETIZIA GÓMEZ

Aún quedan seis días para que la plantilla azulgrana inicie la pretemporada el próximo 11 de julio en Atxabalpe, pero algunos, como Sergi Enrich, han querido adelantar el pistoletazo de salida por su cuenta. Después de seis largos meses sin jugar por una lesión en el menisco interno de su rodilla derecha, el delantero balear está aprovechando sus últimos días de vacaciones en Menorca para acelerar su puesta a punto realizando varias sesiones de entrenamiento en San Marçal, el campo del Penya Ciutadella, el club en el que se forjó el ariete menorquín.

El propio Enrich ha colgado un vídeo en su cuenta de Instagram en el que se le puede ver ejercitándose junto Alain Gandiaga y Xabi Moreno, preparador físico y fisioterapeuta del Eibar, dos de los principales apoyos que ha tenido durante un proceso de recuperación que parece que marcha por buen camino. «Seguimos trabajando al máximo, con muchas ganas de que empiece la pretemporada. Vamos Eibar», escribió el armero en el texto que acompañan a las imágenes.

Igual de optimista se mostró en la entrevista que concedió al Diari de Menorca durante la visita que realizó ayer al campus del club de su ciudad natal, donde tras hacer las delicias de más de un centenar de chavales, aseguró que solo piensa en la recuperación: «sé que cuando me recupere volveré a ser el mismo porque tengo la confianza del míster y todos en el club están demostrando que me quieren».

«Sé que cuando me recupere volveré a ser el que era». declaró el ariete en Ciutadella

El menorquín desvela que tiene una oferta de renovación que el Eibar le planteó hace meses

De hecho, asegura que tiene una propuesta de la entidad armera para prolongar un contrato que expira el 30 de junio del próximo año, aunque insiste en que su prioridad ahora es «volver a ser el que era» para poder ayudar al Eibar.

Según ha podido saber este periódico, esa oferta existe, pero se remonta a hace unos meses, cuando aún no se había hecho pública la imputación del menorquín por el caso del vídeo sexual, y al parecer en aquel momento el jugador no la aceptó y, desde entonces no se ha vuelto a retomar el asunto.

En cualquier caso, al ariete le queda aún un año de contrato que, sin duda, cumplirá en el Eibar, porque a diferencia de años anteriores, este verano no han aparecido pretendientes dispuestos a negociar su cláusula, y porque según resalta «más que nunca me he centrado en recuperarme bien para jugar con el Eibar».

En su afán por estar listo cuanto antes se planteó incluso «no irme de vacaciones y quedarme trabajando», pero en el club le recomendaron que parara al menos tres semanas. En cuanto ha podido se ha vestido de corto, dispuesto a dejar atrás una pesadilla que comenzó en la víspera del primer partido de la segunda vuelta de competición frente al Málaga el 22 de enero, cuando tras un mal gesto en el entrenamiento sufrió una rotura del cuerno posterior del menisco interno de su rodilla derecha.

Lo que apuntaba a una lesión que apenas le requeriría unas pocas semanas de recuperación, acabó obligado a pasar por el quirófano para tratar de solucionar unos problemas de cicatrización que finalmente le impidieron volver a jugar.

Tras disputar 95 partidos seguidos, se quedó a uno solo de establecer un nuevo récord, aunque sí que se convirtió en el jugador que más compromisos ha disputado de manera consecutiva con el Eibar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos