S.D. Eibar

Semana decisiva para el futuro de Mendilibar

Semana decisiva para el futuro de Mendilibar

En el Eibar hay optimismo sobre las opciones de contar con el técnico otra campaña dado el esfuerzo económico realizado y la mayor capacidad de decisión que se le otorgaría | El entrenador debería comunicar al club antes del domingo si acepta la oferta de renovación

J. A. REMENTERIAEIBAR.

Si los derbis ante la Real Sociedad han tenido y tienen su ineludible atractivo en Eibar, en esta ocasión, el del próximo domingo (18.30 horas) suma un factor que puede desencadenar previamente ilusiones o decepciones entre la afición. El entrenador armero, José Luis Mendilibar, debería aclarar antes del día de partido si acepta la propuesta de renovación que le ha presentado el club y, por tanto, continúa al frente del equipo la próxima temporada o, por el contrario, decide emprender una nueva aventura en otro equipo.

El club apremió hace unas semanas a Mendilibar a no esperar a final de temporada para decidir si continuaba al frente del equipo el próximo curso y le dio como plazo el final de este mes para contestar a su oferta de renovación, con la que el club entiende que ha llegado al «límite» de sus posibilidades en su esfuerzo por tratar de retener al técnico de Zaldibar.

El Eibar tiene prisa por conocer sus intenciones, porque de ello dependen algunas de las operaciones que tiene en mente llevar a cabo y porque algunos jugadores también parecen vincular su futuro en el equipo a la continuidad del entrenador.

De la continuidad o no de Mendilibar dependen algunas operaciones con jugadoresLa plantilla comenzará a preparar el derbi del domingo contra la Real el martes en Atxabalpe

Se puede decir así que mañana comienza una cuenta atrás expectante, antes del choque con la Real en Ipurua, en la que Mendilibar debe deshojar la margarita de su futuro. La decisión que adopte la figura del respetado técnico azulgrana puede suponer un punto de inflexión en el devenir de la política del Eibar.

Piedra angular

A lo largo de las últimas semanas, el Eibar ha convivido con un hervidero de informaciones sobre el interés de otros equipos por su entrenador, que han traído de cabeza a responsables del club y aficionados. Mendilibar está considerado como la piedra angular de los éxitos del Eibar desde que se hiciera cargo del equipo hace tres campañas.

Dado este interés, el Eibar necesita conocer la intención del técnico para así disponer de un margen de maniobra suficiente para edificar su nuevo proyecto de cara a la próxima temporada.

La impresión en el seno del club es que Mendilibar continuará al frente del banquillo de Ipurua al menos otra campaña más.

La paciencia y la espera, dos máximas irrenunciables en una negociación cuando hay buena disposición, pueden tener en el caso Eibar/Mendilibar un resultado satisfactorio. El de Zaldibar ha estado en el epicentro informativo, se le ha colocado en varios banquillos: Athletic, Real Sociedad, Villarreal e incluso en el fútbol inglés.

El club armero, como ya avanzó DV, ha realizado un esfuerzo económico notable para que su técnico más laureado siga siendo el referente visible del proyecto. Además, dada la confianza que se tiene en Mendilibar, se le ha concedido mayor capacidad de intervención a la hora de confeccionar la plantilla, con un nivel de decisión parejo al del director deportivo Fran Garagarza, algo que ha sido del agrado del entrenador. En el pasado se dieron algunos desencuentros entre el técnico y el director deportivo, ya cauterizados, y vale como ejemplo que en el pasado mercado de invierno las querencias de Mendilibar se cumplieron con determinación, con las contrataciones de Diop y Orellana.

Libertad para trabajar

Mendilibar cuenta con la plena confianza del Consejo, dispone de libertad para trabajar y en la nueva propuesta deportiva tendrá su espacio. El técnico, que cuenta con un grupo de trabajo a pie de campo que cree ciegamente en su trabajo, siempre ha manifestado que «mejor y más cómodo que aquí será difícil estar en ningún otro lado».

Entretanto, Mendilibar y sus jugadores retornarán al trabajo en Atxabalpe el martes, con idea de preparar el derbi ante la Real con el objetivo de volver a la senda de la victoria. El Eibar lleva tres jornadas sin ganar y quiere hacerlo para volver a disfrutar de sensaciones positivas y no perder el último tren de la lucha por el séptimo puesto que daría acceso a la competición europea. Paralelamente se estará pendiente del desenlace final del capítulo Mendilibar. A partir de ese instante, la maquinaría del Eibar entrará en otra etapa, la de la planificación de la próxima temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos