S.D. Eibar

Un reencuentro con objetivos alterados

José Luis Mendilibar, técnico del equipo azulgrana, participa en el entrenamiento del Eibar con sus jugadores. / MORQUECHO
José Luis Mendilibar, técnico del equipo azulgrana, participa en el entrenamiento del Eibar con sus jugadores. / MORQUECHO

El Eibar recibe hoy (21.00 horas) en Ipurua al colista Málaga con la baja de última hora de Sergi Enrich

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar no quiere ni debe apiadarse de un Málaga hundido en la tabla que fía todas sus esperanzas en la llegada de un nuevo entrenador que se estrena hoy en Ipurua. Cinco meses después de aquel primer triunfo liguero en La Rosaleda en el estreno de la temporada, la escuadra armera espera dar el golpe de gracia a su rival en un partido que venía condicionado por los dieciséis puntos de distancia existentes entre ambos, pero que ahora está claramente marcado por la baja de última hora de Sergi Enrich, el único jugador azulgrana que ha jugado todos los partidos sin perderse uno solo desde que recaló en Ipurua hace ahora dos años y medio.

El balear ha sido una de las piezas fundamentales en la espectacular reacción experimentada en las últimas jornadas y que ha propiciado que la entidad azulgrana pueda soñar con alterar un objetivo que para los boquerones se antoja un sueño muy complicado de cumplir.

Pese a que todos en el club se empeñan en hacer mención a Europa, lo cierto es que nadie quiere perder esa ilusionante estela y todos saben que las posibilidades para seguir amarrado a la zona privilegiada pasan por sacar adelante los compromisos ante los rivales hasta ahora denominados directos.

Tendrán que hacerlo sin el omnipresente Enrich, ausente de una punta de ataque en la que Mendilibar tendrá que situar a Kike García, que había perdido su puesto ante el empuje de Charles. Al técnico también le queda la opción de alinear ahí al polivalente Fabián Orellana, que de esta forma jugaría su primer choque como titular.

Sin embargo, tampoco es descartable que el chileno relegara al banquillo a Iván Alejo, como ya ocurrió en la segunda parte del duelo ante el Atlético, en el que el Eibar modificó su estilo de juego tras la entrada del atacante cedido en diciembre por el Valencia.

De lo que no cabe ninguna duda es de la vuelta de Anaitz Arbilla tras haber cumplido su sanción por acumulación de amonestaciones. El navarro estaba siendo uno de los más destacados del equipo antes de tener que tomarse un obligado descanso ante el Atlético y el preparador armero volverá a situarle en el puesto que el pasado sábado ocupó un Ramis aún en baja forma.

No se esperan más cambios en un Eibar fortalecido pese a una derrota ante los rojiblancos de la que se quieren resarcir ante un rival que viene a la desesperada con tres viejos conocidos en sus filas. Finalmente, Borja Bastón se ha recuperado de sus problemas físicos y también ha sido incluido en la expedición boquerona. Tiene muchas opciones de actuar de inicio, por lo que sí que se podría dar ese esperado reencuentro de Keko, Adrián y el goleador madrileño con la que fue su afición mientras vistieron la camiseta azulgrana.

Sin margen de error

Allí están viviendo apuros que aquí no conocieron, ya que el Málaga viaja a Eibar con la intención de comenzar la escalada en el debut del técnico José González, que apenas tiene margen de maniobra para conseguir arreglar el desaguisado que ha provocado la pésima primera vuelta malacitana.

Al equipo andaluz sólo le vale ganar en Ipurua, un estadio donde sólo lo ha hecho en una ocasión, y más después de que el Las Palmas diera sus primeras señales de ser capaz de resucitar tras imponerse al Valencia. Los boquerones llegan a este duelo crucial para acrecentar sus esperanzas de luchar por la permanencia como el último clasificado, con once puntos y a siete de la salvación.

El equipo malagueño, hundido en la clasificación, lleva sin ganar más de un mes, la última vez fue el 10 de diciembre contra la Real Sociedad en Anoeta por 0-2, en su única victoria a domicilio en lo que va de campeonato. En la actualidad acumula cuatro derrotas consecutivas ante el Betis (0-2), Alavés (1-0), Espanyol (0-1) y Getafe (1-0), que llevaron a la destitución de Míchel, con solamente once puntos.

José González debutará en el banquillo malaguista en un campo en el que el conjunto andaluz venció en 2016 por 1-2, con Javi Gracia como entrenador, y en el Málaga confían que suponga un revulsivo para comenzar la recuperación del equipo y seguir soñando con la permanencia.

Ambos equipos se han enfrentado cinco veces en Ipurua, una de ellas en Copa, con un balance de dos victorias locales, dos empates y una victoria de los malagueños.

El nuevo entrenador blanquiazul tiene las bajas del delantero venezolano Adalberto Peñaranda y del defensa Miguel Torres, lesionados, aunque sí que podrá contar con Borja Bastón, que se destapó como un gran goleador en la entidad armera al anotar 18 tantos en una sola temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos