S.D. Eibar

Ramis se cae de la nube armera

Ramis sufre ahora una distensión en el aductor de la pierna derecha./FÉLIX MORQUECHO
Ramis sufre ahora una distensión en el aductor de la pierna derecha. / FÉLIX MORQUECHO

Otra lesión del central balear emborrona el dulce momento del Eibar

LETIZIA GÓMEZEIBAR.

La alegría no es completa en el vestuario del Eibar. Mientras las caras de felicidad de los jugadores armeros reflejaban que están subidos en una nube, Iván Ramis sufría un nuevo capítulo de la pesadilla que le persigue con sus lesiones. El hecho de que se quedara fuera de la convocatoria después de haber sido incluido en las dos últimas no anticipaba buenas noticias y, ayer mismo, el club desveló que el balear sufre una distensión en el aductor de la pierna derecha. Un nuevo contratiempo físico que le volverá a tener fuera del equipo entre dos y tres semanas, de modo que se perderá el choque del jueves (19.30 horas) ante el Girona de nuevo en Ipurua, y es probable que también le impida viajar a Las Palmas el próximo 6 de enero.

Esta vez ni siquiera tuvo que saltar al campo para que su mayor pesadilla se repitiera. Había logrado recuperarse casi en tiempo récord del esguince de rodilla que sufrió hace dos meses cuando el deportivista Andone cayó sobre su articulación. Fue el colmo de la mala suerte para el mallorquín, que ese día reaparecia de su anterior lesión, precisamente la misma que hoy le tiene de nuevo como paciente en la enfermería azulgrana.

Es ahí donde lleva recluido casi de manera continuada esta temporada, cuando tanto él como el club confiaban en poder dejar atrás los constantes problemas físicos que había padecido en las campañas anteriores. Los primeros temores surgieron tras la tercera jornada disputada en el Sánchez Pizjuán, de donde regresó con un golpe en el gemelo que le impidió ser de la partida ante el Leganés y Barcelona. Todo apuntaba a que regresaría frente al Celta, su cruel destino quiso que un entrenamiento previo sufriera una distensión en el aductor de la pierna derecha que le mantuvo apartado del equipo hasta el mencionado partido ante el Deportivo. La mala suerte se volvió a concentrar en su contra para que los 80 kilos que pesa el rumano Andone aterrizaran a plomo sobre su rodilla, y encima tuvo que dar las gracias porque solo fuera un esguince y no algo más grave que pusiera fin a su temporada.

Es la décima lesión que sufre el mallorquín, que se ha perdido ya 47 partidos desde que aterrizó en Ipurua

Y como si todo ello no fuera suficiente castigo, dos semanas después de integrarse al trabajo de grupo y cuando todo apuntaba a que Mendilibar volvería a concederle los minutos que el técnico está deseando darle, un nuevo problema muscular vuelve a poner a prueba su entereza.

En total son ya diez las lesiones que Iván Ramis acumula desde que fichó por la entidad armera, que le han llevado a perderse un total de 47 partidos, más de una temporada completa.

El balear se vuelve a unir a la lista de lesionados de larga duración que no pueden aspirar a jugar al menos hasta un tiempo después de que el calendario cambie de año.

Un broche a 300 partidos

Aún mitigada por algunos contratiempos, la euforia que se respira en el vestuario armero es incontenible. Después de haberle visto las orejas al lobo, el Eibar encontró en la goleada ante el Betis su punto de inflexión y desde entonces se ha embolsado cuatro triunfos y un empate que le han catapultado a la zona noble de la tabla, a tres puntos de las posiciones que clasifican para la Europa League y con una cómoda renta sobre un descenso que se ha convertido en un peligro lejano.

La prestigiosa victoria ante el Valencia puso el broche de oro a los 300 partidos de Mendilibar en Primera

La prestigiosa victoria ante el Valencia permitió a Mendilibar poner el broche de oro a sus 300 partidos en Primera, lo que le convierte en el segundo técnico que más duelos acumula en la categoria después de los 363 que suma Ernesto Valverde.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos