S.D. Eibar: Aún queda trabajo antes de la celebración

José Luis Mendilibar, sonriente en la sala de prensa. / MORQUECHO
José Luis Mendilibar, sonriente en la sala de prensa. / MORQUECHO

Mendilibar confía en que los suyos «vengan en chándal y no en traje de gala, porque la fiesta es después»

L.G.

El Eibar tiene motivos más que suficientes para celebrar sus éxitos con una fiesta de primera categoría, pero antes de que el gigantesco escenario que se ha instalado en Unzaga se llene con el gran elenco de artistas invitados para la ocasión, debe afrontar con la misma intensidad de siempre un partido ante la ya descendida UD Las Palmas cargado de emociones por las despedidas de Dani García y Ander Capa.

El propio José Luis Mendilibar subrayó la trascendencia de sus ausencias y lo difícil que será cubrir el hueco que ambos dejan en el vestuario. «Han estado seis y siete años, respectivamente, en este club. Capa llegó de pipiolo y se ha labrado una gran carrera. Es un tipo peculiar, que parece que no está, que no hace ruido, pero que se le quiere mucho». Y qué decir de Dani García, «el gran capitán. Será difícil tener un jugador como él. Futbolísticamente igual sí, pero daba un plus dentro del vestuario. Será complicado encontrar a alguien que haga su labor». No serán los únicos en vestir por última vez la zamarra azulgrana, puesto que también será la última cita en casa para el mediático Takashi Inui, un adiós eclipsado por completo por la marcha de los dos jugadores que más tiempo llevaban en el club armero.

En cualquier caso y, aunque admite que es complicado, José Luis Mendilibar quiere ver a su Eibar de siempre en busca de tres puntos que podrían garantizar la ansiada décima plaza que el técnico de Zaldibar no quiere perder. «Estamos décimos y nuestro pensamiento es ganar, llegar a los 50 puntos y ver qué pasa en el último partido. Si lo logramos, los que están atrás lo tendrán más difícil para pasarnos». Es el primero que quiere apuntarse a la fiesta, pero cuando el árbitro pite el final del partido. «No estamos de fiesta aún. Si en lugar de con chándal vienen vestidos de gala, malo».

Por eso, ya anuncia que las despedidas no condicionarán sus planes ante los canarios, ya que según insiste lo primordial es ganar. «De primeras no lo tendré en cuenta. Cada año hay un mínimo de cinco o seis despedidas. Jugarán los de Girona con algunos cambios obligados. Ha habido muchas despedidas y más que habrá, pero algunos jugarán de inicio y otros minutos, porque lo importante es ganar».

Después de más de dos meses sin ganar en casa desde que los armeros se impusieran al Villarreal el pasado 28 de febrero, su gran ilusión es «ponerle el broche a una buena temporada. Llevamos tiempo sin ganar aquí y creo que hemos hecho una buena temporada. Sería una buena forma de refrendarla junto a la afición. El buen sabor de boca ya está, pero ganando mucho mejor».

Para no perder la costumbre, el preparador cuenta con las bajas Pedro León, Enrich y Fran Rico, que siguen lesionados, mientras que Alejo y Kike García tampoco podrán vestirse de corto al tener que cumplir su partido de sanción. Dado que el extremo derecho se ha quedado huérfano de efectivos, todo apunta a que será Fabián Orellana quien actúe por esa banda, mientras que el de Zaldibar confirmó que Dmitrovic recuperará la titularidad tras dos partidos ausente en los que el entrenador dio la oportunidad de debutar a Yoel en Valencia y a Asier Riesgo en Girona.

Día cargado de actos

El frío y la lluvia amenazan con aguar el fiestón que se ha preparado en Eibar, a donde tienen previsto acudir peñas llegadas desde muchos rincones de la península y de Europa, así como infinidad de personas atraídas por el cartel de lujo contratado por el club.

Se han previsto infinidad de actividades para grandes y pequeños hasta la hora del partido y al término del mismo dará comienzo el entrañable homenaje que el club y la afición tributarán a los dos únicos jugadores que pervivían del equipo que catapultó al Eibar de Segunda B a Primera. Después, hacia las nueve de la noche, las luces y la música invadirán el centro de la localidad, que se dispone a vivir una noche mágica que corone una nueva salvación del Eibar.

Las Palmas, nada que celebrar

Los que no vienen con ningún talante festivo porque no tienen nada que celebrar serán los jugadores y técnicos de la Unión Deportiva Las Palmas, cuya única ambición es poner fin a su nefasta racha de resultados después de catorce partidos consecutivos sin ganar.

Paco Jémez, entrenador del conjunto insular, se ha traído a Eibar hasta siete canarios en la convocatoria después de no alinear a ninguno en Getafe. Jémez no ha sido ni de lejos el revulsivo que esperaban y desde su llegada a la isla precisamente hace ahora una vuelta completa solo ha sido capaz de lograr dos victorias y sumar once puntos que no han servido para evitar el doloroso descenso a Segunda División.

Fue él el que reclamó el fichaje del central granadino Alejandro Gálvez, cedido por el Eibar desde el pasado enero, que sí podrá reencontrarse con sus compañeros en Ipurua gracias a un acuerdo entre ambos clubes.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos