S.D. EIBAR

Primer triunfo en Austria tras doblegar al Leeds United

Imagen del partido de este domingo. / Twitter S.D. EIBAR

Sarriegi, Arbilla y Enrich y Oliveira han aprovecahdo las concesiones defensivas de un equipo inglés que ha recortado el marcador mediada la segunda parte

LETICIA GÓMEZ

Goles son amores, pero para conseguirlos hace falta definir y acertar, algo que el Eibar sí logró ante el Watford en la víspera, pero que sí ha tenido con creces este domingo ante el Leeds United. Ha ayudado mucho que el conjunto inglés haya tenido una mala tarde en la oficina en materia defensiva, conceciendo una serie de facilidades que han sido perfectamente aprovechadas por Sarriegi, Arbilla, Enrich, y Paulo Oliveira, los cuatro goleadores que amplian la creciente cuenta anotadora del verano.

Pero además de acertar, el cuadro azulgrana ha llegado a avasallar tanto con su juego en la primera mitad que hasta los fans del Leeds se han preguntado en twitter si se estaban enfrentando al Barcelona o al Eibar. Y es que el equipo que ha alineado Mendilibar, con 11 jugadores diferentes a los que han saltado de inicio el sábado, ha impresionado al respetable hasta que le ha durado activa la pila.

La pretemporada está dirigida precisamente para ir mejorando el estado físico de los jugadores, pero lo más reseñable es que el Eibar cuenta con una excelente materia prima que el técnico tendrá que saber explotar.

4 S.D. EIBAR

Riesgo; Arbilla, Oliveira, Elgezal, Cote (Bebé, in. 82); Rivera (Capa, min. 69), Joan Jordán, Sarriegi (Dani García, min. 74); Rubén Peña, Inui, Sergi Enrich.

2 LEEDS

Green; Anita (Gomes, min. 77), Pennington, Jansson (Shaughnessy,min. 52), Ayling, Vieira, Bridcutt, Dallas, Samu Saiz, Sacko, Wood (Ekuban, min. 67). Tras el descanso salieron Liam Cooper, O’kane, Phillips, Pablo Hernández, Alioski, Kemar Roofe.

GOLES
1-0, min. 4: Sarriegi. 2-0, min. 26: Arbilla. 3-0, min. 43: Sergi Enrich. 3-1, min. 62: Chris Wood. 3-2, min. 72: Alioski. 4-2, min. 87: Oliveira.
incidencias
Más de 300 espectadores, muchos de ellos ingleses, se acercaron hasta Jenbach en otra tarde muy calurosa.

Mejor inicio, imposible

Es obvio que también ha sido determinante que el joven del filial Imanol Sarriegi haya encarrilado el partido para los armeros con un zurdazo cuando apenas se habían consumido cuatro minutos de juego. Es un gusto empezar un partido así.

La consigna de Mendilibar era muy clara. Meter un fuerte ritmo al partido para tratar de aprovechar al máximo las oportunidades, un mandato que sus pupilos han obedecido a la perfección. Con Jordán al mando en la medular y distribuyendo junto a Rivera para izquierda y para derecha, las aproximaciones eibarresas por las bandas han sido una constante.

Pero el mediocentro catalán no se ha limitado solo a manejar el balón, también se ha destapado como un excelente lanzador de córners que este domingo han reportado al Eibar dos goles. El primero lo ha rubricado un Arbilla muy activo que, en este caso solo ha tenido que empujar el balón que le Jordán le ha servido al pie justo antes de la media hora de juego.

Enrich tampoco ha querido quedarse fuera del festival y ha aportado su gol de ‘killer’ del área tras aprovechar al filo del descanso el error del central del Leeds al despejar un balón colgado por Arbilla.

Pero cuando ha arracando la segunda mitad, la batería de la escuadra armera ha comenzado a flaquear ante el mayor poderío físico de los Whites (los blancos), que con un once muy remodelado, se han lanzado a tratar de maquillar el resultado.

Eso al menos lo han conseguido, ya que se han llegado a poner con 3-2 en el marcador tras dos buenos tantos obtenidos por Wood, que ha superado por insistencia a Riesgo a los seis minutos de la reanudación, y Alioski a falta de un cuarto de hora.

Rematador Oliveira

Pero aunque las fuerzas ya no estaban dando para mucho, el Eibar no solo ha mantenido la compostura, sino que además ha obligado al Leeds a claudicar en su empeño de buscar al empate tras sentenciar el choque echando mano de la estrategia. Y para mayor regocijo aún lo ha logrado con un tanto de Paulo Oliveira a la salida de otro córner botado por Jordán, demostando así que el fichaje más caro del Eibar es un gran cabeceador.

Fotos

Vídeos