Forzosa vuelta a los orígenes

Forzosa vuelta a los orígenes

Pese a contar de nuevo con seis bajas, el Eibar podría recurrir al sistema que le reportó puntos y buenas sensaciones en las primeras jornadas

LETIZIA GÓMEZEIBAR

La recuperación de Iván Alejo ha traído aires nuevos al vestuario del Eibar, que afronta con renovadas ilusiones su retorno a la competición ante el Betis (mañana, 21.00 horas GOL), pese a que aún colea la decepción que ha provocado el nuevo paso de Pedro León por el quirófano. La presencia del vallisoletano, que está ansioso por disputar sus primeros minutos desde que le lesionara hace ya más de dos meses, dota a Mendilibar de nuevas alternativas que podrían conducir al técnico a modificar el sistema con cinco defensas empleado en las últimas semanas, para recurrir de nuevo al 4-4-2 con el que abrió el campeonato liguero. Los dos únicos triunfos logrados en las primeras jornadas ante el Málaga (0-1) y el Leganés (1-0) llegaron precisamente con este dibujo y también se percibieron las buenas sensaciones que poco a poco se han ido quedando en el camino.

Gran parte de la culpa de que eso haya ocurrido hay que endosársela a las bajas, presentes en gran número desde que arrancó el campeonato y que en esta duodécima jornada se elevan a seis, puesto que a las ya conocidas ausencias de Yoel, Ramis, Rico y Pedro León, hay que sumar las de Escalante y Christian Rivera, con los que al menos se espera contar de cara al derbi del próximo sábado en Vitoria.

Sin el argentino ni el joven astutiano, al técnico armero tan solo le quedan Dani García y Joan Jordán para conformar su línea medular y que ya formaron pareja con relativo éxito en esos primeros compases de la Liga.

Dado el escaso éxito de la poblada defensa, la idea se basa en reforzar la propuesta ofensiva

Dado el escaso éxito obtenido con una poblada defensa que ha seguido recibiendo goles con facilidad, todo apunta a que el preparador azulgrana reforzará su propuesta ofensiva, primero para acabar con esa sequía anotadora que les convierte en uno de los equipos menos resultivos de la categoría, pero también para evitar que los rivales, en este caso el Betis, busquen la portería contraria con tanta alegría como hasta ahora.

Con Capa y Cote o Juncà como carrileros, y Paulo y Arbilla en el centro de la zaga, el de Zaldibar buscará encofrar esos sólidos cimientos que le permitan edificar su juego de medio campo para adelante, donde planea introducir las mayores modificaciones. Junto a los mencionados Jordán y Dani García, que vuelve tras perderse el derbi de Anoeta por sanción, Iván Alejo se perfila como la principal novedad. Cargado de ilusión, el pucelano se situaría en esa banda derecha que sigue sin encontrar dueño, mientras que Inui ocupará un flanco izquierdo que ha hecho suyo ante el escaso rendimiento que está ofreciendo Bebé. Para la punta de ataque Kike García y Sergi Enrich han sido los elegidos hasta ahora, aunque Charles, con sus dos goles, está llamando con fuerza a la titularidad.

Atentos al capitán armero

El Betis, por su parte, no tiene previsto venir de turismo ni siquiera para comprobar in situ si el Eibar es, como se ha publicado, la quinta ciudad más fea del Estado. De hecho, viajarán mañana y se marcharán de vuelta en un vuelo que esa misma noche partirá desde Vitoria rumbo de nuevo a Sevilla.

Los verdiblancos vienen a por los tres puntos en liza, pero de paso seguirán muy de cerca a Dani García, un futbolista muy del agrado de la comisión deportiva que lidera Lorenzo Serra Ferrer. El capitán armero lleva siendo seguido por los hispalenses desde hace más de dos años, estando siempre muy bien situado en la agenda de Alexis Trujillo. El secretario técnico del cuadro de Heliópolis maneja muy buenos informes de un jugador que a pesar de seguir siendo una pieza clave dentro del cuadro armero no termina de renovar su actual contrato, por lo que a partir de enero, con la apertura del mercado invernal, sería libre para firmar por cualquier club de cara a la próxima temporada, estando el Betis al acecho.

Iván Alejo se perfila como titular en una banda derecha que sigue sin encontrar dueño

Alexis y el entorno del futbolista mantienen una buena relación desde hace mucho tiempo y en la entidad verdiblanca ven a Dani García como un buen recambio, o incluso como complemento, de Javi García, al ser un futbolista que con su 1,80 puede actuar tanto de pivote como en labores organizativas del juego, siempre con un carácter defensivo.

Desde Sevilla insisten en que el pasado verano ya se intentó su fichaje, aunque finalmente el de Zumarraga acabó comprometiéndose a seguir esta temporada en el club eibarrés, algo que ha cumplido para volver a erigirse en una de las piezas fundamentales para Mendilibar. Pese a que su rendimiento no está siendo el de temporadas precedentes, cuando no está el Eibar no carbura, como quedó bien patente en el último choque en Anoeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos