S.D. Eibar

Una 'pájara' azulgrana plenamente justificada

Oliveira, Charles y Dani García, durante un entrenamiento semanal en Atxabalpe. / MORQUECHO
Oliveira, Charles y Dani García, durante un entrenamiento semanal en Atxabalpe. / MORQUECHO

La plaga de lesiones y la acumulación de minutos de muchos de los habituales han minado el potencial del Eibar de cara a la recta final

LETIZIA GÓMEZ EIBAR.

El Eibar está llegando a la parte final del campeonato con la lengua fuera. La sensación de incapacidad que se percibió el sábado en Sevilla no se debió solo a la superioridad que mostró un Betis crecido, sino sobre todo al cansancio físico y probablemente mental que evidenció una plantilla que se ha visto mermada desde antes incluso de comenzar el campeonato.

Tras lograr solo una victoria en los últimos ocho compromisos, lo más cómodo sería pensar que, una vez lograda la salvación y cumplidas con creces las expectativas del club, el equipo armero se ha podido relajar tras empezar a ceder terreno cuando más cerca se vislumbraba la posibilidad de saborear la gloria europea.

Pero eso supondría obviar el hecho de que el juego desplegado por el conjunto dirigido por José Luis Mendilibar en algunos de esos partidos no ha tenido un merecido reflejo en los marcadores.

Pero es que además, también se estaría dejando de lado la que, con toda probabilidad, puede ser la clave que justifique la 'pájara' que está sufriendo la escuadra eibarresa justo en el momento más decisivo de esta maratón. Una plaga de lesiones sin precedentes que ha azotado al Eibar desde la misma pretemporada han ido minando la moral y las fuerzas hasta provocar que el técnico se tuviera que llevar a dos integrantes del filial por si acaso se producía algún percance con alguno de los jugadores de una línea ofensiva muy cascada físicamente.

Hasta diez de los 24 integrantes del plantel han padecido lesiones que les han tenido desde un mínimo de cuatro semanas hasta varios meses en el dique seco, y algunos, como Fran Rico, no han estado en ningún momento en condiciones ni siquiera de entrenar junto al resto de sus compañeros.

Cúmulo de desgracias

Pero es que hasta decir que el de Zaldibar cuenta con 24 futbolistas tampoco se ha ajustado en ningún momento a la realidad, puesto que Fran Rico no ha estado ni se le espera, mientras que Yoel y Pedro León han necesitado más de siete meses para recuperarse de sus respectivas dolencias, y el portero aún no ha tenido ni la oportunidad de debutar. Al igual que Riesgo y Jovanovic (todo un misterio) puede acabar la campaña en blanco.

Estos tres no han sido los únicos que se han pasado una buena temporada en la enfermería azulgrana. Alejo sufrió una escalofriante torcedura de rodilla en la tercera jornada frente al Sevilla en el Sánchez Pizjuán y se perdió ocho jornadas en los más de dos meses que necesitó para recuperarse.

Ramis también volvió lesionado de aquella cita y tras faltar en los cuatro siguientes partidos, retornó ante el Deportivo con tan mala suerte que Andone cayó a plomo sobre su rodilla y se vio apartado del equipo durante otras 11 jornadas más.

Juncà y Paulo tampoco se escaparon de las garras del maleficio que parece haber caído sobre los armeros, y aunque sus lesiones fueron menores, lo cierto es que después ambos han jugado más bien poco.

Y cuando parecía que la mala suerte ya no podía cebarse más con los eibarreses, justo en la víspera de arrancar la segunda vuelta frente al Málaga, Sergi Enrich sufrió una rotura del cuerno posterior del menisco interno de su rodilla derecha, de la que fue intervenido sin que aún haya visos de que pueda reaparecer.

Pero aquí no queda la cosa. Hace poco más de un mes Fabián Orellana, que no pudo estrenarse con el Eibar hasta enero, sufrió una rotura de fibras, que aunque ha superado en tiempo récord, le ha cortado su gran proyección. Y por si todo esto fuera poco, el conjunto azulgrana se ha quedado sin su 'pichichi' después de confirmarse que Charles sufrió la fractura de dos costillas durante un encontronazo con Moyá en el derbi que le han dejado K.O. probablemente para lo que resta de temporada.

Recordando este extenso cúmulo de desgracias se puede entender la falta de resuello del Eibar.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos